Llegó la verdadera hora feliz: ¡Vino con mariguana!

click necesario

Al más puro estilo de una entrevista genérica de Playboy, me gustaría contarles cuál es mi velada perfecta. Se trata de una noche romántica a la luz de las velas, acompañado de una linda chica, comida rica y una copa de un buen vino. Nada podría hacer esta escena mejor… ¿Qué? ¿Vino con infusión de mariguana? ¡¡Con eso tengo!!

El estado de California ha tenido sus fallas. Por un lado está la de San Andrés (la cual me parece muy peligrosa) y por otra el haber tenido a Arnold Schwarzenegger como gobernador del estado. Sin embargo, todos encuentran formas de resarcir sus daños y California lo hace en grande trayéndonos el primer vino con mota.

2weed

Este innovador producto lleva el nombre de Canna Vine y es una mezcla entre mariguana orgánica y uvas cultivadas de forma biodinámica. Se trata del maridaje perfecto entre el pasón y la jarra… entre estar pacheco y estar bien pedernal.

Claro que como era de suponerse, nada es perfecto. Para empezar, la venta de este vino sólo es legal en California. En la mayoría de los estados de nuestros vecinos del norte es ilegal hacer mezcolanzas de mariguana y alcohol, y si bien no nos queda tan lejos (y nos podríamos dar una vuelta), existe otro problema.

Si quieres hacerte de una botellita de este vino vacilador necesitas una licencia para consumir mota medicinal. Ya los antiguos chinos habían usado esta mezcla como medicina así que este uso en específico es bien conocido. Según cuentan los que la han consumido, ayuda bastante para sentirte mejor, estar feliz y conciliar el sueño.

Ahora bien, suponiendo que puedes ir a California, que tienes la desgracia de estar enfermo y además tienes licencia para consumir droga medicinal, hay un tercer obstáculo: el precio.

Sólo necesitas desembolsar cerca de 400 dólares por media botella. ¡Sí, media botella! Este es el costo de una borrachera viajera. Pero no te saques de onda, si aún quieres vivir la experiencia, prepárate tu porro, compra un vino en el oxxo y dale una fumadita cada dos o tres tragos. Quizá no sea igual, pero es más barato.

Deja tu comentario: