La cruda y la forma de desaparecerla

La cruda se identifica como un malestar general que uno padece tras el consumo excesivo de alcohol. El término médico es el de veisalgia, cuyo significado etimológico viene del griego algia, es decir, dolor. Nada más cierto, estar crudo duele.

Popularmente se le llama cruda o resaca, y la causa se origina cuando ciertas sustancias residuales que viven en alcoholes como el metanol, la histamina, el acetaldehído y otros polifenoles, se descomponen en el cuerpo y producen otras relativamente tóxicas que generan estos síntomas.

Un estudio particularmente interesante del Colegio Americano de Médicos titulado The Alcohol Hangover, con una clarísima traducción al español de la cruda del alcohol.  señala las causas del terrible malestar que se genera después de la ingesta de alcohol y la desvelada, y afirma que habrá cruda cuando, en los hombres, se hayan bebido de 5 a 7 cocteles en un periodo de 4 a 6 horas, y en mujeres, cuando se bebieron entre 3 y 5 copas,  no por ser más menuditas, menos resistentes o más pequeñas, sino porque de hecho, las mujeres metabolizan distinto el alcohol.

Los investigadores de dicho estudio definen que hay resaca cuando dos de los siguientes síntomas están presentes: dolor de cabeza, malestar general, diarrea, temblores, cansancio o náusea.

Pero, ¿qué la causa? ¿Cómo se evita?. En primer lugar, la deshidratación. Durante el consumo excesivo de alcohol efectivamente se genera una necesidad de ir varias veces de visita al baño y por ello el cuerpo se deshidrata. Para que se den una idea, por cada 250 ml de alcohol ingerido, deben eliminarse  del cuerpo cuatro veces más cantidad de líquido.

Se habla de remedios caseros diversos, tomar un vaso de leche antes de dormir, la clásica cerveza que alivia todo mal y hasta medicamentos al parecer diseñados para aliviar los síntomas, pero en realidad, cada cuerpo es distinto y nada es seguro. Lo único que parece si estar comprobado es el daño hepático que produce tomar acetaminofeno, mejor conocido como paracetamol, así que ya lo saben, tomen otra cosa para el dolor de cabeza que taladra.

Pero ¿qué si ayuda? Desde luego beber mucha agua durante y después combate la deshidratación, y se reemplaza con ello algunos nutrientes y sodio perdidos la noche anterior. Un buen desayuno simpre ayuda, huevos, plátano, jugos de fruta, alimentos con alto contenido en potasio y cisteína para los nutrientes y energía perdida, son los indicados pero, muy a la mexicana, los alimentos picosos, grasosos y pesados son los que preferimos, y en realidad no ayudan físicamente, pero sí al espíritu y a la sonrisa. Y la mejor cura, el tiempo, no hay mal que dure 100 años ni cruda que dure más de 24 horas.

Deja tu comentario: