Animal Gourmet
Post

Comer y ayudar: Gastromotiva y Pixza se unen para crear esta rebanada de pizza

Dos verbos que nos gustan, que apreciamos y respetamos: comer y ayudar. Los proyectos Gastromotiva y Pixza se unen para conjuntar este par de verbos y crear una exquisita rebanada de pizza de pastel azteca con masa de maíz azul para chuparte los dedos. El dinero de la venta de estas rebanadas será destinado a la capacitación de jóvenes mexicanos que buscan acercarse a la cocina pero que no cuentan con recursos económicos para hacerlo.

Si aún no conoces lo que hacen, nosotros te contamos. Gastromotiva es una organización brasileña que promueve el cambio social a través de la comida y la gastronomía -y que llegó a México en 2016- y Pixza es un proyecto mexicano de pizzas hechas a base de masa de maíz azul que, además de ser una pizzería, busca alimentar y dar oportunidades de trabajo a jóvenes en situación de calle a través del programa Horno Social. 

Durante todo febrero y hasta el 31 de marzo, Pixza venderá la “rebanada Gastromotiva”. La base de esta delicia mexicana es de frijol (en lugar de la típica salsa de jitomate de las pizzas tradicionales) y lleva ingredientes como pollo, chile poblano, elote, cebolla morada, salsa verde, crema de rancho y va gratinada con una mezcla de queso manchego y queso Oaxaca.

Con esta iniciativa, Gastromotiva y Pixza buscan que las personas coman algo muy rico, sí, pero que también se preocupen por la situación social de nuestro país. La directora de Gastromotiva, Claudia Ramírez, invita a la gente a probar esta rebanada, a que se enamoren de estos proyectos y lo compartan con otras personas.

Para adquirir la rebanada Gastromotiva puedes visitar la sucursal de Pixza en la calle de Córdoba #234 Col. Roma o hacer un pedido a domicilio al teléfono 21.21.09.73. Cada rebanada cuesta 65 pesos y la pizza completa de ocho rebanadas cuesta 345 pesos.

¿Qué hacen estos proyectos?

Ambas organizaciones tienen como objetivo el empoderamiento y transformación social de los jóvenes. Gastromotiva los capacita como aprendices de cocina. Durante tres meses y medio, chicos y chicas de bajos recursos y que viven en situaciones vulnerables aprenden técnicas básicas de cocina, higiene, comida mexicana, eco-gastronomía, desarrollo personal y profesional y ciudadanía.

Como parte de su formación, los jóvenes miembros del programa de Gastromotiva México desarrollan un proyecto de Trabajo de Acción en Comunidades en el que replican en sus barrios el conocimiento adquirido durante el curso. El objetivo es que al finalizarlo puedan trabajar en las cocinas de los restaurantes.

En tanto, el Horno Social de Pixza es una plataforma de fondeo única y divertida que impulsa a jóvenes en situación de calle, proyectos y organizaciones no gubernamentales que tengan el objetivo de mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Deja tu comentario: