Los pescados y mariscos que más se producen en México

Sabemos que esta es una de las temporadas consentidas para disfrutar de un rico pescado o cocteles de mariscos. Si decides prepararlos en casa garantiza que estén frescos: si los compras congelados verifica que estén sellados y no presenten señales de escarcha en su interior; recuerda que no deben permanecer más de tres días en tu refrigerador y que algunos moluscos, como los ostiones, se deben comer vivos, preferentemente.

Según la Sagarpa, estas son seis especies marinas que cuentan con certificación en México y que puedes disfrutar en tus vacaciones o añadirlas regularmente a tu dieta.

  • Atún: en volumen de producción ocupa el 2° lugar nacional y ostenta las certificaciones HACCP, SQF y BRC que garantizan el máximo nivel de protección al consumidor. El atún fresco contiene biotina y vitamina B3 que actúan como antiinflamatorios y reducen los síntomas dolorosos de la artritis reumatoide. 
  • Camarón: el valor de producción doméstico de este crustáceo asciende a más de 14 millones de pesos. Los principales estados productores son Sinaloa, Sonora y Tamaulipas, con una aportación de 224 mil toneladas, de las cuales 43 mil corresponden a la acuacultura y el resto a la captura. El camarón mexicano cuenta con las certificaciones HACCP y BRC y colabora con el desarrollo de medidas de seguridad.
  • Pulpo: México recibió 61 millones de dólares por ventas al exterior, principalmente a Estados Unidos, Vietnam, Italia y España. Su certificación HACCP es aval de seguridad alimentaria a los consumidores del molusco.
  • Escama: la producción nacional supera las 312 mil toneladas anuales y el consumo per cápita oscila en poco más de 2.5 kilos. Este producto exhibe la certificación HACCP, garantía de inocuidad.
  • Langosta: los estados líderes en producción son Baja California Sur, Baja California y Guerrero. El consumo anual asciende a 2.5 kilos per cápita. La garantía de sostenibilidad del producto es su certificación MSC, esto permite que las exportaciones alcancen los 77.6 millones de dólares.
  • Sardina: en México la producción anual es más de 443 mil toneladas, con un valor de 366 mil pesos. Cuenta con la certificación MSC que brinda calidad al consumidor.

Términos de certificación:

  • Hazard Analysis and Critical Control Points (HACCP)
  • Safe Quality Food (SQF) 
  • British Retail Consortium (BRC)

Ya sea que los disfrutes al natural o guisados, los pescados y mariscos son de los alimentos más saludables que existen por ser ricos en proteínas. Según datos de la Sagarpa, México se encuentra entre los 10 principales productores mundiales de productos pesqueros y acuícolas de alto valor como el atún, camarón, langosta, mojarra, pulpo y sardina

Otras especies que también son producidas y capturadas en el país son la almeja, abulón, bagre, barrilete, calamar, caracol, carpa, charal, corvina, erizo, langostino, lebrancha, lisa, ostión, pargo, robalo, sierra y trucha, entre otros.

Las cinco principales entidades productoras son Sonora, con un volumen en 2016 de 439 mil 652 toneladas; Sinaloa, 313 mil 830 toneladas; Baja California Sur, 162 mil 681 toneladas; Baja California, 138 mil 475 toneladas, y Veracruz, 94 mil 195 toneladas, según la Sagarpa.

Especies protegidas debido a la pesca excesiva

El otro lado de la moneda son las especies que están protegidas porque ahora se encuentran en peligro de extinción debido a la pesca excesiva. Esta práctica trae consecuencias como la recolección no intencional de especies que no se consumen y que muertas se vuelven a arrojar al mar, además de la captura de especies protegidas que quedan atrapadas en las grandes redes de pesca y la modificación del ecosistema marino, en específico de los corales, encargados de absorber el dióxido de carbono presente en el aire.

“Tenemos que pescar menos y con técnicas menos destructivas, desperdiciar menos, contaminar menos y proteger más” afirma Callum Roberts, biólogo marino y director científico del Programa Internacional para las Condiciones del Océano (IPSO).

Según la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), son 15 las especies marinas clasificadas en peligro de extinción, entre las que se encuentran 7 especies de tortugas: la tortuga caguama (Caretta caretta); la tortuga verde del Pacífico o prieta (Chelonia agassizi); la tortuga verde del Atlántico o tortuga blanca (Chelonia mydas). También la carey (Eretmochelys imbricata); la lora (Lepidochelys kempii); la golfina (Lepidochelys olivácea) y la laúd (Dermochelys coriácea).

Asimismo, en la lista de especies marinas en peligro de extinción están la totoaba (Totoaba macdonaldi); el manatí del Caribe (Trichechus manatus); el lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi); la vaquita marina (Phocoena sinus); la ballena franca (Eubalaena japónica); la nutria marina (Enhydra lutris); la cacerolita de mar (Limulus polyphemus); y el cangrejo (Typhlopseudothelphusa mocinoi).

Parte de ayudar a que estas especies no se conviertan en meros recuerdos, no hay que consumirlas, especialmente si fueron pescadas de manera silvestre. Por ejemplo, el gobierno mexicano prohibió la pesca silvestre de totoaba en la década de los 70, sin embargo, en 2010 otorgó por primera vez un permiso oficial para comercializarla a un criadero en el sur de Ensenada. Cuando vayas al mercado a comprar tu pescado, pregunta de dónde viene. La totoaba debe estar certificada.

Si te gustó esta nota, también puedes compartir esta valiosa información.

Lee más:

La pesca en México: si no hacemos nada en 20 años será un bonito recuerdo

Deja tu comentario: