Tres #RECETAS de pizza para preparar en la comodidad de tu casa

¿Quién le podría reclamar algo a la pizza? Esas curvas, sus texturas suaves y crujientes, ese queso que le escurre de su masa calientita y ni hablar de todos los ingredientes que la visten y nos hacen fantasear con su perfección.

Hay una pizza para todos los antojos, algunas más sofisticadas que otras, pero siempre caen de maravilla en cualquier ocasión. Pero eso sí, ocupan un lugar especial en nuestro corazón -y barriga- las que tienen sabor a hogar, aquellas que se preparan con amor y aprecias sus placeres desde el horneado hasta la primera mordida.

Si aún no lo has experimentado, te dejamos con la receta más sencilla para hacer una masa para pizza. 

Ingredientes

  • 1 1/2 taza de agua
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 ½ cucharada de aceite de oliva
  • 1 ½ cucharada de sal kosher (o la que tengas a la mano)
  • 3 ½ tazas de harina

En un recipiente mezcla el agua, la levadura, el aceite de oliva y la sal; después de 5 minutos, agrega 3 tazas de harina y comienza a amasar. Amasa durante 5 minutos hasta que la masa esté uniforme y ligeramente espesa y firme. Añade ½ taza de harina adicional si es necesario y vuelve a amasar.

Coloca la masa en un tazón engrasado y cubre el recipiente con plástico, llévalo a un lugar cálido; después de un par de horas, podrás usarla.

¡Ya lo tienes! Ahora que conoces la manera más sencilla de preparar masa para pizza agrega tus ingredientes favoritos y deja que se convierta en la pizza de tus sueños. Y ya que te encuentras explorando el mundo de las pizzas desde la comodidad de casa, te dejamos con estas recetas que le vendrán de maravilla a tu paladar.

Pizza de coliflor

No es que la pizza no sea saludable, pero si tienes antojo de algo más fresco con tendencia vegetal prueba hacer una pizza con una base de coliflor. Se trata de una masa de pizza elaborada con una mezcla de coliflor y queso, igual de crujiente  y sabrosa que una pizza normal.

Ingredientes

Para la masa:

  • 1 cabeza de coliflor
  • 1 taza de queso mozzarella rallado
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta
  • 1 huevo

Para el topping:

  • 2 calabacitas rebanadas en rodajas
  • 1/2 taza de granos de maíz dulce
  • 60 gramos de queso de cabra con hierbas (o queso de cabra normal)
  •  hojas de albahaca fresca

Precalienta el horno a 230 ° C.

Retira los tallos de la coliflor y colócala en un procesador de alimentos pulsando durante 30 segundos hasta que la coliflor se convierta en migas muy finas.

Ahora, el siguiente proceso será sacar toda el agua de la coliflor. Durante 4 minutos mete la coliflor en un microondas y posteriormente cúbrela con una manta de cielo exprimiendo todo su jugo. Combina la coliflor seca con el queso, albahaca, orégano, sal, pimienta, y el huevo. Con tus manos, mezcla todos los ingredientes hasta que queden bien integrados. Transfiere la mezcla a una bandeja para hornear -cúbrela con papel encerado- y forma un circulo con la masa. Déjala reposar en el horno durante 10 minutos.

Una vez que la corteza esté precocida, retírala del horno y cubre con las calabacitas, el maíz dulce y el queso de cabra; regresa la bandeja al horno durante otros 15-20 minutos. Retira la pizza del horno y decora con unas cuantas hojitas de albahaca. Sazona con pimienta y sirve.

Pizza de queso ricotta y miel

Esta pizza es la combinación perfecta de salado y dulce; de cremoso y crujiente; de esponjoso y ligero. El contraste de sus sabores puede funcionar como una entrada, segundo tiempo o postre. Además, lo más importante… está hecha con tus propias manitas.

Ingredientes

Para la masa
  • 1 cucharadita de levadura
  • ¾ de taza de agua
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
Para el topping
  • ½ taza de queso ricotta
  • 1 taza de queso mozzarella rallado
  • 2-3 cucharadas de miel de abeja
  • Pimienta recién molida al gusto

Para la masa de la pizza, vierte el agua en un tazón pequeño y espolvorea la levadura. Deja reposar durante 5 minutos.

En otro tazón agrega la harina y la sal; añade el aceite de oliva y bate a baja velocidad con una batidora. Ahora vierte la primera mezcla de agua y levadura, mezcla para que quede una masa pegajosa y déjala reposar durante dos horas.

Cuando esté lista para convertirse en pizza, precalienta el horno a 360 ° C . En una superficie espolvorea un poco de harina y coloca la bola de masa en el centro intentando hacer un círculo -no hay problema que sea imperfecto-.

Coloca la masa en una bandeja cubierta con papel encerado y cúbrela de queso mozzarella; después agrega otra capa de queso ricotta. Hornea durante unos 15 minutos hasta que el queso se derrita y la corteza tenga un color dorado.

Retira  del horno y  cubre con una ligera lluvia de miel.

Pizza de pan pita

¿Sin tiempo para preparar la masa perfecta y tu antojo por una pizza es insaciable? Sí, lo más sencillo es que tomes tu teléfono y contactes a tu pizzería de confianza, pero después de que pruebes esta receta de pizza hecha con pan pita se convertirá en tu nueva comida rápida favorita.

Ingredientes

  • Pan pita
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella, rallado
  • Queso de cabra desmenuzado
  • Albahaca, picada
  • Romero, picado
  • Tomates cherry, cortados por la mitad
  • Cebolla roja, en rodajas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Precalienta el horno a 180° C. En una bandeja para hornear cubierta con papel encerado coloca el pan pita y con una cuchara esparce un poco de aceite de oliva sobre él. Posteriormente coloca los ingredientes iniciando con la salsa de tomate y el queso mozzarella.

Ahora hornea durante 20 minutos, sirve y agrega albahaca picada para finalizar.

Deja tu comentario: