Animal Gourmet
HistoriasPost

Esta pizza hecha con cerveza es más sana y deliciosa

Ahora, puedes beber y comer tu cerveza.

Spendrups es el grupo cervecero más grande de Suecia y, como cualquier otra empresa, produce muchos desechos. Spendrups genera miles de granos usados que son desperdicios de cebada triturada utilizados durante el proceso de fermentación.

Pero, a diferencia de otras cerveceras, Spendrups ha ideado un innovador uso de esos granos: hacer base para pizza. Y ahora, una pizzería ganadora de premios en Estocolmo llamada 800° se unió con la Norrlands Guld Ljus orgánica, una marca de cerveza de Spendrups, para crear una pizza.

No obstante, esto es lo más sorprendente: debido a que está preparada con restos de cerveza, la masa tiene menos azúcar, más fibra y es más rica en proteínas que la pizza promedio. Llamada Chiara Organica, la pizza innovadora será servida en 800°, del 16 al 22 de junio, y también estará disponible en los festivales musicales Way Out West y Propaganda (en Estocolmo) a finales de verano.

La pizza y la cerveza hacen una excelente pareja, pero ¿una pizza que es cerveza, creada con su esencia? Bueno, es casi genial. Contactamos a Eddi Törnberg, jefe de masa (sí, es el mejor nombre para un puesto) en 800°, y Stefan Santos, un gerente de marketing en Spendrups, para conversar acerca de su nuevo proyecto.

¿Pueden contarnos más sobre su plan de surtir granos a otras pizzerías en el futuro?
Santos: ser el mayor productor de cerveza en Suecia equivale a generar muchos deshechos y granos usados. En nuestra empresa utilizamos estos granos usados como combustible orgánico para energetizar la cervecera y hacerla así autosuficiente en electricidad. Pero las posibilidades son mucho más amplias y queremos seguir explorando formas innovadoras de reusar los granos. Por lo pronto, el nuevo proyecto con 800° y los festivales musicales son nuestro plan, pero esperamos que más pizzerías quieran unirse después de alcanzar el éxito. Estamos pensando en la posibilidad de surtir las pizzerías con granos usados directamente desde nuestra cervecera en un futuro. Solo tenemos que asegurarnos de que la infraestructura lo sostenga.

Lee la historia completa en Munchies. 

Deja tu comentario: