Animal Gourmet
Menú del díaRecetas

14 platos que debes saber cocinar si eres mexicano

Por Animal Gourmet

Chilaquiles divorciados "con sombrero" de Caligari. // Foto: @Mayra_Zepeda

El primer acercamiento que tenemos con la cocina es a través de los alimentos que preparan nuestros padres y abuelos. Con el paso tiempo buscamos esos platos y esos sabores en las cocinas de otros o en la propia.  ¡Qué maravilloso es el momento en que logramos reproducir alguna de las recetas que tanto espacio tienen en nuestro corazón (y en nuestras barrigas)!

Mexicano, mexicana, aprende a recrear esos sabores de madres y abuelas que nos han acompañado por generaciones. Empieza por estas 14 propuestas:

Salsas: pico de gallo, verde cruda, borracha y de chile de árbol (la de los taquitos al pastor)

México es tierra de chiles y se nota en nuestra alimentación cotidiana. ¿Qué sería de ese taquito de cecina y nopales sin una buena salsa verde?, ¿o de ese trozo de chicharrón sin pico de gallo? Estas salsas básicas saciarán tu antojo picante a cualquier hora del día. ¡Ay, qué antojo de unos huevos estrellados sobre una tortilla bañados en salsita verde cruda!

Receta de la salsa roja.

Recetas de las otras salsas.

Guacamole

Nada de pan tostado con rebanaditas de aguacate y aceite de oliva, lo mexicano es un cremoso y exquisito guacamole, una receta de origen prehispánico que además de este fruto celestial lleva sal, jitomate, chile serrano, cebollita, cilantro y ¡tantán! Si le quieres poner limón, se vale, esto es para evitar su oxidación.

Receta del infaltable guacamole.

Caldo de pollo

Básico de básicos, el caldo de pollo te salvará del hambre, la enfermedad y la pereza. Lo más sencillo es que lo cocines con verduras y hagas una buena porción de caldo para guardar en el refrigerador y disponer de él cuando gustes.

Receta del caldito de pollo.

Sopa de fideos

Para no extrañar el sabor de la cocina de mamá, esta receta de Carmen Ramírez, mejor conocida como “Titita”, la leyenda detrás de los restaurantes El Bajío. Además de fideos necesitarás jitomates, cebolla, ajo, cilantro, aceite de maíz de cártamo, sal y caldo de pollo (ve la receta anterior). Un plato de sopita de pasta para regresar a la infancia.

Receta de la sopa de fideos.

Chilaquiles

Esta delicia es perfecta para el desayuno de sábado o domingo. Te enseñamos a hacer dos recetas, las de los chilaquiles verdes suavecitos y la de los crujientes. Lo único que tendrás que hacer es decidir cuál prefieres y con qué los acompañas, con un huevo estrellado, un pedazo de pollo o carne de res.

Receta de los chilaquiles verdes crujientes y suaves.

Receta de chilaquiles verdes con chile morita, guajillo y soya y rojos bajos en grasa.

Bisteces en chile pasilla

Nada como unas buenas tortillas calientes para acompañar esta maravilla, uno de los platos consentidos de los habitantes de la ciudad de México. Es muy simple, solo necesitas bisteces, chiles pasilla asados, cebolla, ajo, aceite, sal y pimienta al gusto. Este platillo se acompaña con un buen arrocito blanco y unas papas. ¡Querrás limpiar tu plato!

Receta de los bisteces.

Cerdo con verdolagas

Este es otro de esos platillos indispensables en las cocinas mexicanas con sabor a hogar. Vale la pena invertir en una buena olla exprés para poder hacer realidad ésta y otras delicias. Compra unas buenas tortillas calientitas y listo.

Receta del cerdo en salsa verde con verdolagas.

Mole verde

¡No te asustes! Sí, son varios ingredientes, pero el procedimiento es supersencillo: cocer, licuar, servir con la carne ¡y listo! Además lleva calabacitas, chayotes, chícharos, habas y ejotes, una maravilla. Con esta receta vas a impresionar hasta a tu abuelita.

Receta del mole verde.

Pipián rojo

Todos lo hemos comido, pero ¿quién sabe prepararlo? #ChallengeAccepted. Igual que el mole verde, el pipián rojo también lleva varios ingredientes pero el procedimiento es muy sencillo. Vale la pena perderle el miedo a este platillo en que el protagonista es el chile ancho.

Receta del pipián rojo.

Frijoles con tocino y chorizo

Este plato goloso es una combinación de ingredientes mexicanos y europeos, pero sin duda es una constante en las mesas mexicanas. También necesitarás una olla exprés, ¡no le tengas miedo! Un plato de estos frijolitos nunca será suficiente.

Receta de los frijoles con chorizo y tocino.

Enchiladas

Las verdes son nuestras consentidas, y en esta receta las puedes hacer así, simples, o las puedes transformar en suizas con mucho queso fresco derretido (las debes meter al horno). Aunque las abuelas las servían con nata tú puedes servirlas con crema regular.

Receta de enchiladas.

Chiles rellenos de queso

Justo como los hacía tu mamá o tu abuela. Lo más complicado es pelarlos, aunque realmente es muy fácil y la receta estará lista en media hora. Tendrás que usar el horno, así que vencer el miedo valdrá la pena.

Receta de los chiles poblanos rellenos.

Pozole rojo

No importa si es el 15 de septiembre, un cumpleaños o cualquier ocasión especial. Esta receta de pozole la puedes preparar en menos de dos horas y rinde para diez personas. La receta es con carne de cerdo, pero puedes reemplazarla por pollo. ¿Y qué sería del pozole sin las tostadas, la crema, los rabanitos y la salsa de chile de árbol?

Receta de pozole rojo.

Huevos motuleños

¿Estás listo para subir de nivel y atreverte a hacer esta delicia en lugar de los aburridos huevitos a la mexicana? Desayuna como en la ciudad de Motul, Yucatán, con una combinación muy particular de ingredientes y sabores: huevos, tortilla frita tipo tostada, frijoles negros, una salsa preparada con tomates, jamón y chícharos y dos participantes invitados de honor, el plátano macho y el queso blanco.

Receta de los huevos motuleños.

Deja tu comentario: