Animal Gourmet
Menú del díaRecetas

La mejor receta de chocolate caliente para chopear tu pan de muerto

Por Animal Gourmet

De octubre a noviembre es inevitable olvidarnos de la dieta y acompañar el otoño con tanta variedad de pan de muerto como sea posible: tradicional, relleno de crema o nata, especiado con cardamomo o nuez moscada, cubierto de chocolate o amaranto… Y bajo ninguna circunstancia puede faltar la taza de chocolate caliente para sumergirlo, mojarlo, chopearlo, pues, hasta las últimas migas.

Sin duda, el chocolate caliente es el fiel amigo del pan de muerto. Es cierto que por sí solo el pan de muerto es una maravilla, pero sumergido en esta bebida hasta que su textura pase como mantequilla por tu boca es simplemente celestial.

Por esta razón no puedes omitir la importancia de una buena taza de chocolate caliente. Aprende a preparar la mejor:

Chocolate de buena calidad

Para hacer el mejor chocolate caliente debes comenzar con el elemento base: el  chocolate. Sencillo, ¿cierto?

Utiliza chocolate amargoentre 60 y 80% de cacao-. Puedes endulzarlo después con un poco de azúcar o simplemente con una pequeña pieza de chocolate con leche.

Si utilizas chocolate en polvo asegúrate que realmente sea cacao

Muchas mezclas de chocolate caliente están hechas de cacao en polvo, que es lo que queda del grano de cacao una vez que se extrae la manteca. Una de las ventajas de utilizar cacao en polvo es que se disuelve más rápido tanto en agua como en leche y es igual de rico que el chocolate sólido, siempre y cuando leas cuidadosamente el reverso del empaque para asegurarte que sea cacao real y no un empaque de pura azúcar o sustitutos.

Leche entera o agua

Puedes sustituir el lácteo por agua, no dudes que tu chocolate caliente quedará sabroso también; sin embargo, debes tomar en cuenta que la cremosidad que aporta la grasa de la leche entera hace a esta bebida innegablemente muy atractiva.

Crema, leche deslactosada, leche de almendras o de coco, recuerda que la clave de un delicioso chocolate caliente está en el equilibrio: exceso de lácteo puede convertirlo en un postre, sí, pero tampoco hay que intentar hacerlo una bebida “saludable”.

Especias y otras mezclas

Hay muchas maneras de ponerte creativo con una taza de chocolate caliente. Utiliza especias, cítricos, frutos secos o incluso un piquete de tu licor favorito para elevar aún más el sabor de tu chocolate caliente. Un poco de sal de mar o un chorrito de ron oscuro justo antes de servir queda de maravilla.

Método

Afortunadamente, el chocolate caliente perfecto no requiere ningún equipo especial; mientras tengas una estufa, un batidor y una olla vas por el camino correcto. Compruébalo con esta receta:

Ingredientes (2 porciones)

  • 450 mililitros de leche entera
  • 70 gramos de chocolate 70% cacao, finamente picado o rallado
  • 30 gramos de chocolate de leche de buena calidad, finamente picado o rallado
  •  75 mililitros de nata liquida
  • ¼ cucharadita de canela molida
  • 1 pizca de sal

Calentar 150 mililitros de leche en una cacerola a fuego medio y agregar el chocolate. Revolver hasta que el chocolate se derrita en la leche, luego agregar la leche restante y la nata.

Continuar calentando hasta que la mezcla esté caliente, pero no hirviendo; luego agregar la canela y una pizca de sal. Ajustar si es necesario y servir. Para un acabado espumoso batir enérgicamente justo antes de servir.

¿Quieres otro tipo de chocolate? Aquí tenemos la receta del chocolate frío con chile, miel de agave, vainilla y pasta de cacao que bebían en tiempos prehispánicos.

 

Deja tu comentario: