Animal Gourmet
Menú del díaTips

20 trucos para recortar calorías en tu dieta

Por Animal Gourmet

Cuando se trata de hacer dieta, las reglas pueden ser realmente frustrantes. No puedes comer esto ni aquello; estás agotado y todo lo que anhelas es lo que no puedes comer. Sin embargo, existe una manera de no sufrir tanto.

Intercambiar algunos ingredientes por otros puede reducir tu consumo de calorías, es cosa de realizar unos pequeños cambios. ¿Sabías que con comer 50 calorías menos de lo que comes normalmente por día podrías perder 2 kilos en el transcurso de un año?

Mayonesa por mostaza

Cuando se trata de sándwiches, las calorías se cuelan demasiado rápido. En lugar de utilizar mayonesa -que puede agregar 90 calorías a tu sándwich- usa mostaza, que regularmente tiene 0 calorías.

Remueve una tapa de tu sándwich

En ocasiones esa segunda rebanada de pan es realmente innecesaria. Si comes tu almuerzo sin una porción extra de pan puedes cortar casi 110 calorías.

Adiós al queso en los huevos

Los huevos y el queso van de la mano, pero también aumentan las calorías como ningún otro alimento. La próxima vez que necesites más sabor para ese omelette prueba con una solución calórica inferior como salsas picantes o especias. Este intercambio puede ahorrarte 105 calorías.

Refresco por agua mineral

¿Te has sentado a cenar y sientes una necesidad por un burbujeante y casi helado refresco para saciar tu sed? Hazte un favor y deja el antojo. Ahorrarás más de 100 calorías y más de 20 gramos de azúcar al elegir el agua mineral. Si necesitas un poco de sabor entonces agrega unas cuantas rodajas de limón, lima o incluso naranja.

Nueces por pistaches

Es cierto que las nueces son un tentempié perfecto para saciar el apetito, el problema es cuando son demasiadas. Sabemos que es casi imposible detenerse en la nuez número 10, así que en lugar de comer en exceso mejor cambia el tipo de fruto seco. Si eliges pistaches en lugar de nueces te ahorrarás 30 calorías.

Limita los aderezos para ensalada

Con la simple adición de aderezos y coberturas poco saludables, las ensaladas pueden convertirse en tu peor pesadilla. Sustituye los arándanos deshidratados llenos de azúcar, las semillas de girasol empapadas en aceite y pimientos rojos asados ​​empapados también de aceite y mejor busca los ingredientes frescos. Cubre las hojas de lechuga con más vegetales y si necesitas un toque dulce y texturas crujientes agrega frutas frescas y nueces sin sal. Las verduras con alto porcentaje en fibra son bajas en calorías y altas en valor nutritivo en comparación con el tipo de ingredientes incluidos en las bolsas de ensaladas que compras en el supermercado. Con este intercambio ahorras 250 calorías.

Crema ácida por yogurt griego

Entendemos que la adición ácida, cremosa y suave de la crema agria en diferentes recetas es irresistible. Pero por casi el mismo sabor, con una cucharada de yogurt griego puedes ahorrar más de 30 calorías.

Azúcar por canela

En vez de cargar el café con cucharadas de azúcar intenta con canela. Además de un sabor adicional estarás ahorrando 75 calorías y el antojo de azúcar durante todo el día.

Palomitas de maíz

¡Ahhhh palomitas de maíz!, el refrigerio con alto contenido de fibra y bajo contenido calórico pero solo si se preparan correctamente. Olvídate de la mantequilla, abandona las bolsas de microondas y mejor invierte en una máquina de aire caliente. Prueba sazonar tus palomitas con chile en polvo, canela, cacao en polvo o incluso una pizca de sal y pimienta clásica. Con este método ahorras 75 calorías.

Disfruta de un mejor helado

Consentirse de vez en cuando es totalmente comprensible. Pero no te engañes cuando dices que únicamente vas a comer una ‘probadita’ de tu helado. La próxima vez que vayas de compras elige una opción más saludable, con menos azúcar y grasas saturadas. Esto te ahorrará hasta 190 calorías.

Rociar, no esparcir aceite

La próxima vez que pidas un panini, un plato de huevo o una hamburguesa solicita en la cocina que usen un rociador de aceite o mantequilla. Usar “solo un poquito” de aceite de oliva en la sartén puede agregar 120 calorías más a tus platillos. Evita estas calorías usando aceite en aerosol para cocinar.

Granola por más fibra

Los tazones de yogurt griego y frutas pueden ser un gran desayuno, pero también pueden ser una trampa llena de azúcar y calorías. En lugar de usar granola azucarada prueba cereal con alto contenido de fibra, luego agrega un poco de canela y vainilla para mejorar el sabor. ¡Este simple intercambio puede ahorrarte al menos 70 calorías!

Escoge el queso de cabra

Cuando se trata de elegir un queso pide el de cabra. Es cremoso, ácido y bajo en calorías y puedes disfrutar de este regalo untable mientras cuidas tu peso. Este cambio te ahorra 57 calorías.

Pan alto en fibra

Cuando tengas antojo de algo dulce prueba el pan de pasas y canela Ezekiel en lugar de un  pan dulce. Dos rebanadas de este pan es menos de la mitad de una pieza de pan dulce. ¿Necesitas un poco de cremosidad? Agrega un poco de queso crema. Este intercambio te ahorra 80 calorías.

Hervir, no freír

Sí, los huevos revueltos esponjosos y los omelettes rellenos de queso pueden ser deliciosos, pero ¿sabes cuántas calorías escondidas se doblan en esas comidas? En general, las recetas requieren aproximadamente 1 cucharada de mantequilla por huevo, eso es casi 100 calorías. En el caso de los huevos es mejor que sean hervidos, incluso escalfados, esto te ahorra 38 calorías.

Prueba un espiralizador

En lugar de pedir pasta llena de carbohidratos para la cena consulta el menú de fideos vegetarianos. Desde espagueti de calabaza hasta fideos de pepino o incluso fideos de camote. Una taza de fideos de calabaza, por ejemplo, contiene 25 calorías en comparación con los fideos que pueden contener más de 170 calorías.

Omite el latte

Entendemos que tu brebaje de la mañana es 100% necesario, ¿pero toda esa crema y azúcar? Las combinaciones más famosas están cargadas de grasa, calorías y productos químicos. Intenta ordenar un café negro. ¿No estás listo para eso? Agrega la leche tú mismo, de esa manera realmente puedes ver cuánto. ¿No puedes alejarte de tu café con leche? Ordena un tamaño más pequeño, el control de porciones es la clave. Este intercambio te ahorra 160 calorías.

Retira los bollos

Esa jugosa hamburguesa con queso y tomate está mucho mejor sin los bollos. Elimina casi 130 calorías y sorpréndete de lo satisfecho que puedes quedar con este emparedado de carne empaquetado con proteínas. En lugar de los bollos, pide tu hamburguesa entre frescas hojas de lechuga.

Salsas rojas

Cuando se trata de salsas escoge las rojas o verdes. Las salsas blancas tienden a cargarse con crema, mantequilla e ingredientes que engordan en general. Las rojas, por otro lado, están llenas de vegetales y a menudo tienen menos calorías y azúcar en comparación con sus competidoras blancas. Este intercambio ahorra 40 calorías.

Vegetales y no frituras

Deja la bolsa de papitas y pide vegetales. Aportan fibra y tienen porcentajes bajos en calorías. Este intercambio ahorra 105 calorías.

Deja tu comentario: