Animal Gourmet
Menú del día

El proyecto A de abeja promueve las abejas como un tesoro único de México

Si llevas toda tu vida cubriendo tus hot cakes con miel industrial, lamentamos decirte que nunca has comido miel sino diluciones de ella o jarabe de miel. Afortunadamente ahora existen proyectos que protegen las abejas y a su miel.

Uno de ellos es A de abeja una iniciativa que busca generar un vínculo entre las personas y las abejas, además de endulzar tus días. Cada frasco de las 13 variedades de miel de esta organización representa la reactivación de la economía mexicana, el cuidado ambiental, social y económico de las abejas, así como la de los apicultores.

Arlette Gómez Ortiz, fundadora y directora de A de abeja, creció con miel pura como parte elemental de su dieta, para ella la miel representa un tesoro de México al cual no se le ha dado la atención adecuada y con un granito de arena podría hacer grandes cambios en el mundo de las abejas. Arlette explica que la miel mexicana es reconocida en todo el mundo, es el quinto país exportador de miel pero desafortunadamente no somos los mayores consumidores de este gran tesoro.

Su panorama de aquellos tiempos cuando disfrutaba de dorados mares de miel en el rancho de su bisabuela, en el norte Veracruz, se tornó gris después de que los apicultores comenzaron a abandonar sus trabajos, el futuro de las abejas no era prometedor y entró en contacto con mieles industrializadas.

Hace un par de años, Arlette materializó la idea de fomentar el consumo local y el cuidado de la abajas con A de Abeja, trabajando con apicultores de Veracruz, Durango, Coahuila, Morelos, Estado de México, Puebla, Michoacán, Guanajuato y Chihuahua, que cuidan sus colmenas y llevan a cabo un proceso de cosecha tradicional.

Toda la miel de A de abeja es extraída y envasada en frío para que no pierda sus propiedades,  las 13 mieles están disponibles por temporada ya que están directamente relacionada con la floración, si ahora es floración de naranjo, habrá miel de flor de naranjo, si es temporada de floración de aguacate, entonces miel de flor de aguacate será. Cada uno de los frascos tiene una ilustración en su tapa con la flor e información de la abeja para que conozcas tu producto y su origen, valorando así, un producto extraordinario.

“Lo que buscamos en A de abeja, es qué, al momento que consumas la miel, estés consciente de  un producto mexicano , que el dinero obtenido se está quedando en las personas que la trabajan y como consumidor disfrutas de los sabores extraordinarios”, explica Arlette. “Queremos hablar, hablar de las abejas, de los apicultores, del sabor, de las flores, de todo el universo que representan”.

Mismo ideal la llevó a colaborar con las iniciativas Therapīa, Estudio Navegante, y Apicultura Mx para crear Save The Bees, proyecto que surge por la necesidad de enaltecer el trabajo de los apicultores mexicanos, quienes se han visto afectados por la disminución de las abejas, una problemática mundial conocida como CCD: Colony Collapse Disorder, un estudio que mide la perdida de abejas.

La dinámica de apoyo consiste en apadrinar abejas y hacer campaña de conciencia en torno a la apicultura, el dinero que se obtiene de los padrinos lo ofrecen a los apicultores del programa de A de Abeja, con el propósito de expandir la comunidad. A través de la apadrinamiento de abejas y colmenas, no solo denuncian la problemática, sino también hacen posible que los apicultores mexicanos tengan mejores condiciones para cuidar a sus abejas y, por supuesto, al medio ambiente.
Dependiendo del donativo que el público ofrezca, reciben diferentes recompensas: grabar su nombre en la colmena apadrinada, asistir a una cata de miel y una visita al apiario. Después de realizar su primer piloto el año pasado, los resultados han sido exitosos.
En México hay dos mil especies de abejas, no dejemos que desaparezcan ¡Apadrina una abeja y disfruta de su elixir dorado!

 

 

Deja tu comentario: