¿A dieta? 13 consejos para elegir mejor lo que beberás en el bar
Animal Gourmet
Menú del díaTips

¿A dieta? 13 consejos para elegir mejor lo que beberás en el bar

Por Animal Gourmet

Una de las torturas más grandes de estar a dieta es despedirse del vino que acompaña la paella del domingo o la cervecita del viernes por la noche. En realidad no es necesario desaparecer por completo el alcohol de tu vida, solo necesitas moderar su consumo y elegir lo que tomarás de manera más inteligente.

Te ayudamos con algunos consejos:

¿Champaña? Escoge una Ultra Brut

Ultra Brut significa “sin azúcar añadida” en el lenguaje de los nutricionistas. No la sirvas en mimosa, pues estarás agregando azúcar a tu bebida.

Toma agua entre bebidas

Asegúrate de beber uno o dos vasos de agua por uno de alcohol y jamás beber con el estómago vacío. El alcohol se absorbe a través del estómago, así que tener comida en la barriga ayudará a hacer más lento el ritmo de absorción del alcohol, por lo que tardarás más tiempo en emborracharte.

Usa mezcladores bajos en calorías

Busca los que son bajos en azúcares y calorías. Si quieres jugo, lo mejor es agregar 100% natural y no de esos botes de jugos ultra azucarados.

Escoge mojito en lugar de una cuba

¿Quéeee? Sí, un mojito contiene menos azúcar que el mezclador de la cuba, es decir, el refresco de cola. Pídele al bartender que solo le agregue un poquito de endulzante o incluso nada; cámbialo por menta, mejor.

Mejor un ruso negro que un ruso blanco

El ruso negro solo se elabora con vodka y licor de café, mientras que el blanco lleva kahlúa y crema y es mucho más dulce, por lo que es una bebida alta en grasa y muy calórica.

Ordena una soda con vodka en lugar de un vodka tonic

No, el agua mineral y el agua tónica no son lo mismo. El agua tónica es un refresco saborizado con quinina, el componente que le da el clásico sabor amargo; sin embargo, para que el amargor no sea insoportable le añaden mucha azúcar. La diferencia es que el agua mineral solo es agua carbonatada con cero calorías y sin endulzantes artificiales. Usar agua mineral como mezclador en las bebidas es la mejor opción para recortar las calorías extra.

Nada de piñas coladas

Ese “inocente” coctel tiene ¡más de 500 calorías! Si tienes ganas de algo con sabor a piña mejor pide un vodka con jugo de piña (si es natural, mejor).

Evita el gin & tonic

Ya te explicamos por qué el agua tónica tiene mucha azúcar. Este tipo de agua tiene casi tanta azúcar como un refresco de cola y uno de limón. Si no quieres despedirte de la ginebra, mézclala con agua mineral.

Sí a las burbujas

En lugar de vino o cerveza, opta por champaña, prosecco o cava. Una copa de estas maravillas tiene solo 85 calorías. ¿Lo malo? Como son carbonatadas pueden inflamarte.

Escoge vino tinto en lugar de blanco

Cuando se consume con moderación, el resveratrol (un antioxidante) presente en el vino tinto tiene beneficios para la salud. Aunque el tinto contiene un poquito más de calorías que el blanco, es la mejor opción debido al mayor contenido de resveratrol.

Di “no” a los frappés

Los frappés de margaritas, piñas coladas o daiquiris son bombas calóricas que no valen la pena. ¿Quieres una margarita? Tómala con hielos y ya.

Sí a los “Bloody Mary’s”

Un Bloody Mary con poquito alcohol tiene pocas calorías, alrededor de 125. Solo no lo corones con tocino. ¿Quieres más? Pídelo sin alcohol, es igual de rico.

Bebe cerveza light

Tiene un tercio menos de calorías que la cerveza regular. Si te tomas cinco cervezas en una noche te ahorras ¡250 calorías!