Conoce el origen de la maravillosa pasta romana: Cacio e Pepe
Animal Gourmet
Menú del díaRecetas

La historia de la maravillosa pasta romana de queso y pimienta, la cacio e pepe (y una receta)

Por Animal Gourmet

Si nunca la has probado, tienes que saber que la pasta Cacio e Pepe es una de las mejores e increíbles recetas de Roma. Su nombre es el significado de dos palabras que quieren decir literalmente queso y pimienta, es decir, Cacio -en referencia al queso romano Cacio cavallo-, y Pepe, que quiere decir pimienta en italiano.

Esta pasta es uno de los platos más antiguos de la cocina italiana. La leyenda cuenta que el origen de esta simple pero deliciosa pasta con queso italiano se remonta al Imperio Romano; durante siglos, esta pasta fue la comida perfecta de los pastores romanos, quienes acostumbraban a cargar pedazos de pecorino maduro, pimienta negra y pasta seca hecha a mano.

Los pocos ingredientes de esta receta te hacen pensar que es la más sencilla del mundo, y lo es, pero únicamente si se hace bien. El secreto está en la cremosidad de la salsa y no es necesario agregar aceite o mantequilla para lograrlo, ya que el almidón dentro de la pasta y el pecorino rallado mezclados de la manera correcta son suficientes para crear el espesor ideal. Incluso una gran parte de los italianos no puede tolerar agregar mantequilla a su amada cacio e pepe. 

Quizá ya probaste esta deliciosa pasta pero… ¿ya la cocinaste? 

Aquí te dejamos una receta para una pasta Caccio e Pepe perfecta:

Receta de pasta Caccio e Pepe

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de pimienta negra
  • 200 gramos de espagueti (o tonarelli, si puedes encontrarlo)
  • 80 gramos de pecorino romano a temperatura ambiente, finamente rallado

Procedimiento

Tostar los granos de pimienta en una sartén bien caliente  hasta que estén fragantes y luego triturarlos.

Hervir agua con sal en una olla grande de poca profundidad y una vez que burbujee agregar la pasta; debería estar cubierta, pero no mucho.

Revolver ocasionalmente durante la cocción y a los cinco minutos del tiempo de cocción, sacar 250 mililitros de agua en un recipiente grande para que se enfríe un poco.

Escurrir la pasta y dejarla enfriar por un minuto.

Mientras tanto, poner el queso y la mayor parte de la pimienta en una sartén y revolver agregando poco a poco agua de pasta hasta que quede una salsa con la consistencia de bechamel.

Agregar la pasta y mezclar mientras agregas suficiente agua para hacer una salsa que cubra toda la pasta (no es necesario utilizar toda). Servir inmediatamente en tazones y espolvorear con un poco más de pimienta.