Mexicanos, ¡a beber más vino de nuestro país! Esta campaña lo fomenta
Animal Gourmet
HistoriasMenú del día

Mexicanos, ¡a beber más vino de nuestro país!

Por Animal Gourmet

Vivimos una triste realidad: en México casi no bebemos vino. Los datos más recientes indican que, en promedio, los mexicanos consumimos solo .960 mililitros de esta bebida al año, es decir, ¡ni siquiera un litro!

Pero las cosas van a cambiar. Recientemente, el Congreso mexicano aprobó la nueva Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola Nacional y productores de todo el país lanzaron la campaña “Todos Unidos por el Vino Mexicano”, la cual busca promover el consumo de más vino nacional y las inversiones para mejorar la infraestructura de la industria y acelerar la producción.

El presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, Daniel Milmo, explica que la campaña impulsará una plataforma de 15 acciones para incentivar el consumo de vino mexicano y generar estrategias que lo ayuden a crecer en los próximos 15 años, al tiempo que se estimula la gastronomía y el turismo en México.

Actualmente, el consumo de vino en México crece a un ritmo de 8% anual, explica Milmo. Del total de etiquetas consumidas en el país, 29.3% es de origen nacional, es decir, de los estados productores como Baja California (el rey del vino en México), Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Sonora y Nuevo León, y se pretende que esta cifra alcance hasta un 45%. Si bien se ha registrado un incremento del consumo de vino por parte de los mexicanos, no ha crecido de forma significativa el consumo de los nacionales.

Para aumentar el consumo también es necesario incrementar las hectáreas de viñas cultivadas, tener más vino mexicano disponible, explica Milmo. En los próximos 15 años será necesario pasar de las 6,747 hectáreas que hoy tenemos a 15,000. Para lograrlo se requiere una inversión anual promedio de 400 millones de pesos, según Milmo.

Uno de los ejes estratégicos de la campaña es el aumento de la difusión sobre el vino mexicano y los estados productores con acciones como campañas en redes sociales, viajes de prensa a siete regiones productoras, la edición de un libro y el lanzamiento de documentales.

Además, la creación de una marca colectiva y un sitio web sobre vino mexicano, el lanzamiento de dos cursos masivos en línea, la promoción en festivales, y más.

Uno de estos es Nación de Vinos, cuya segunda edición será el 13 y 14 de junio en el Infield del Hipódromo de las Américas, en la ciudad de México, con la participación de 85 vinícolas y la propuesta gastronómica de 10 restaurantes.

Una de las mayores ventajas de este evento es que los asistentes podrán charlar con los productores y los enólogos de las casas vinícolas, los responsables de crear esas botellas listas para ser descubiertas y descorchadas. Porque, sí, la difusión del vino mexicano comienza con las historias de la gente que decidió dedicar su vida a la producción de esta bebida.

Con relación a la ley que se aprobó en el Congreso, el senador Héctor Larios Córdova explica que esto “no implica ninguna concesión especial de ningún tipo a la industria vitivinícola; lo que hace es generar la coordinación entre las autoridades, los gobiernos estatales y los productores en diversos estados del país para establecer políticas públicas y armar una industria de enorme importancia para el país como la vitivinícola”.

La campaña se dio a conocer tras la aprobación de esta nueva ley después de siete años de haberse presentado ante el pleno (sucedió el 18 de octubre de 2011).

Ahora sí, ya llegó el momento del vino mexicano.