El reto de hacer buenos tacos en un país que no es México
Animal Gourmet
LugaresMenú del día

El reto de hacer buenos tacos en un país que no es México

Por Sarah del Moral

Un taco no solo es un taco, es un alimento democrático, orgullo mexicano, vínculo que comunica todo aquello que nos hace sentir patriotas. Los mexicanos defendemos el taco como defendemos pocas cosas, y más si los encontramos en tierras extranjeras.

Para Miguel Zaldívar, chef y propietario de la taquería Mexiko Strasse, en Hamburgo, tener un restaurante mexicano fuera de este país es una forma de compartirle a los comensales conocimientos y encantos de nuestro México.

En español, Mexiko Strasse quiere decir “Calle México”, y es una taquería para que los alemanes –y gente de otras nacionalidades, por supuesto- disfruten tacos, aromas, colores, tragos y música guapachosa que transmiten lo sabroso y bello que es nuestro país.

Miguel Ángel Zaldívar es un cocinero mexicano que llegó a Barcelona a los 20 años de edad para estudiar administración hotelera. Entre taquitos y cervezas, cuenta que después de vivir siete años en España, él y su esposa decidieron mudarse a Hamburgo para aprender alemán y después comenzar a trabajar.

“Empecé a colaborar en distintos proyectos gastronómicos, fue así como aprendí a entender el país y a su gente”, cuenta Miguel. “Nunca quise imponer una propuesta gastronómica, opté por conocer un poco de aquí y de allá para poder construir lo que ahora cocino”.

Poco a poco, este chef construyó su reputación mediante el trabajo en reconocidos restaurantes y la creación de su propia línea de salsas con ingredientes locales. Sin embargo, para una familia de tres integrantes las ganancias no eran suficientes.

Para aprovechar el éxito de los foodtrucks en Alemania, Miguel se animó a tener su restaurante de ensueño sobre ruedas para repartir tacos, chilaquiles, burritos y otros antojitos mexicanos, pero un accidente automovilístico se interpuso en su camino y su foodtruck pasó a la historia. “Se hizo pomada. Tenía que pensar en el siguiente paso”, cuenta.

En febrero de 2017 decidió abrir las puertas de su propio restaurante al que llamó Mexiko Strasse Taquería, un lugar donde prepara tacos bien servidos que rondan entre los 3 y los 6 euros.

Cada taco se sirve sobre tortillas que preparan con harina de maíz mexicano que se nixtamaliza en Alemania. Para Miguel la tortilla es elemental; tiene que ser suave, pero resistente, que soporte la humedad y que bajo ninguna circunstancia llegue fría a la mesa del comensal.

“Más que el soporte del taco, la tortilla nos define como mexicanos. Desde ese punto no puede faltar la calidad de las tortillas que servimos”, comenta Miguel convencido.

El menú de Mexiko Strasse ofrece tacos de cochinita pibil, suadero, frijoles con plátano, chipotle con camarones, suadero con chorizo, pulpo, brisket en chile ancho, lengua de res, guacamoles clásicos ahumados preparados con aguacates de Uruapan y el postre que ya es un éxito: los churros con chocolate caliente de Oaxaca.

Por supuesto las salsas no dejan de ser buenos acompañantes de los tacos; Miguel las adapta de acuerdo a los ingredientes de temporada. Un ejemplo es la salsa pico de gallo que prepara con fresas cuando estas pululan en toda la región.

Miguel describe que en Alemania son muy fieles a las temporadas, “cuando hay, hay, y cuando no, no”. En este país, cuenta, están acostumbrados a aprovechar lo que la naturaleza ofrece y a sacarle jugo a sus regalos.

Para Miguel, el principal obstáculo para abrir un espacio de comida mexicana en un país con una cultura tan distinta a la de México es romper con las ideas de los comensales sobre esta cocina.

¿La buena noticia? ¡Se puede! “Los comensales me agradecen por regalarles unas vacaciones a México a través de mis platillos”.

Mexiko Strasse Taquería

Dirección: Detlev-Bremer Strasse 43, Hamburgo, Alemania.