drag_handle

#Receta ¡Consiente a los niños con paletas heladas caseras!

Por Animal Gourmet

Desempolven los moldes, o vayan a la tienda departamental más cercana, y prepárense para generar enorme felicidad en los niños haciendo estas paletas heladas tan fáciles, tan divertidas y tan sanas.

Hacerlas es el plan perfecto para aprovechar las tardes lluviosas o las mañanas calurosas preparando los líquidos a congelar con infinitas versiones y sabores para todos los gustos.

Aquí les dejamos algunas ideas para sustituir paletas de la tienda de fructosa con conservadores, colorantes y saborizantes artificiales, y consentir a los pequeños -y no tanto- con fruta, agua, miel y yogurt.

Las básicas

¿Se acuerdan cuando éramos niños y rellenábamos frascos vacíos de crema con agua de limón y al congelador? Pues es tan simple como eso. La idea es buscar distintos moldes caseros como tuppers pequeños, moldes para hacer hielo, o botecitos de yogurt reciclados con palitos de madera. Se pueden elaborar con todo tipo de aguas frescas o jugos.

Las de fruta

Una vez que se tienen los moldes -o caseros o comprados con simpáticos diseños en forma de anillos, flores o cohetes- podemos comenzar a experimentar con diferentes frutas y mezclas.

Es tan sencillo como licuar fruta en la licuadora con un poco de agua y picar otra fruta para acompañarla. Por ejemplo, trozos de mango en la licuadora con media taza de agua en los moldes agregando fresa picada o blueberries. Incluso podemos mezclar dos frutas, como plátanos y fresas, congelarlo y agregarle trocitos de chocolate.

Las de mousse

Aquí de lo que se trata es de congelar los mousses que generalmente tomamos de postre. Nuestros favoritos son los de guayaba, de limón o de mamey que, en su versión más simple e ideal para niños, se preparan con una lata de leche condensada, una lata de leche evaporada y una taza de fruta.

Puedes además agregar colorantes vegetales o brillantina comestible.

Las de yogurt

Cuando prueben estas paletas caseras de yogurt se darán cuenta que los helados de yogurt de las heladerías comerciales son, en realidad de otra cosa que no es yogurt. Yogurt natural o con sabor y un poco de fruta picada, nueces o chochitos.

Para una más sofisticada, puedes recubrir el vasito con cajeta antes de verter la mezcla.