Quinoa, la semilla de las proteínas y la versatilidad - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Aunque técnicamente es una semilla, la quinoa o quinua puede sustituir a casi cualquier grano en la cocina. Hablamos de un pseudo cereal que pertenece a la subfamilia de las Amarantáceas porque contiene un alto porcentaje de almidón, sin llegar a ser un cereal tradicional.

Es un cultivo que proviene de los Andes y que crece en climas generalmente secos. Se cultiva en Sudamérica y en las Montañas Rocallosas de Colorado, Estados Unidos, desde hace más de 5 mil años. Es, digamos, un pariente de la espinaca, el betabel y la acelga que debido a su sabor tan delicado pero sobre todo a su altísimo contenido de nutrientes tales como proteínas, hierro, potasio, vitaminas y minerales, ha sido muy popular desde la antigüedad en muchos países como Chile, Colombia, Ecuador, Perú o Argentina.

En otros como México, apenas es descubierta y valorada poco a poco principalmente por naturistas y nutriólogos quienes conocen que es una planta clave para el cuidado del organismo y la salud ya que es una fuente importante de fibra dietética y se digiere con facilidad.

La forma ovalada de esta planta se encuentra en varios tonos de amarillos, rojos, cafés y negros. Tiene una peculiar textura ya que sus semillas son suaves y cremosas sin embargo la cola es crujiente. Cuando se coce multiplica su tamaño considerablemente.

Debe lavarse muy bien antes de prepararse ya que puede contener polvo entre sus pequeñas comisuras, además de tener una capa  amarga para evitar ser comida por algunas aves, así que lo primero que hay que hacer antes de prepararla es ponerla en un colador y enjuagar bajo el agua hasta que esta salga limpia.

Su versatilidad es una de sus mayores cualidades. A aquellos que consumen quinoa les gusta también la facilidad con la que se prepara ya que a diferencia por ejemplo del arroz, se cocina en pocos minutos para preparar una gran cantidad de opciones de desayunos, ensaladas, platos fuertes o postres.

La quinoa se puede preparar de mil formas y acompañar carnes o, incluso, sustituirlas. // Foto: Especial.
La quinoa se puede preparar de mil formas y acompañar carnes o, incluso, sustituirlas. // Foto: Especial.

Nos encanta para tomarlo a manera de cereal por las mañanas (tipo avena) acompañado de fruta fresca o seca y quizá con un toque de miel o canela.

Es ideal para acompañar pescados o incluso para reemplazar a la carne haciendo hamburguesas o tortitas. Combina muy bien con ciertos guisos de verduras y puede utilizarse también para hacer pan.

Muchos llaman a la quinoa uno de los alimentos estrella de la salud y es porque sus beneficios son sin duda muy evidentes como que tiene más proteína que el arroz o el trigo y similar a la leche. Además es una muy buena fuente de riboflavina la cual ayuda a reducir los ataques de migraña y a mejorar el metabolismo de células cerebrales y musculares, promueve la curación de las lesiones de la piel por lo que es un buen antiséptico y solo tiene 175 calorías por media taza de quinoa seca, además de ser libre de gluten.

Para ser prácticos, es el producto de moda entre las personas que cuidan de su cuerpo y su salud y se preocupan por alimentarse de una manera sana.  Los que la consumen cotidianamente aseguran sentirse simplemente mejor.

¿Cómo preparar la quinoa?

Se cocina como un arroz:

  • 1 taza de quinoa
  • 1.5 de taza de agua
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite vegetal

Lavar la quinoa bajo el chorro de agua por tres minutos. Escurrir muy bien. En una olla poner aceite y saltear la quinoa a fuego medio hasta que se dore un poco. Agregar el agua, la sal y mezclar. Tapar y cocinar a fuego lento por unos 15 a 20 minutos.