¿Cómo cultivar tus hierbas de olor en casa? - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Imagina que estás haciendo un platillo. Tal vez una salsa de jitomate para una pasta y quieres ponerle un toque de albahaca fresca para otorgarle ese aroma tan característico pero al abrir el refrigerador te das cuenta que la albahaca que tenías se marchitó y no se puede usar.

La solución para siempre tener hierbas de olor frescas en casa, y casualmente la más económica y de menor esfuerzo, es tenerlas vivas, plantarlas uno mismo.

Por ello, porque creemos en que las hierbas de olor frescas son mejores y que tenerlas en casa ayuda a la economía familiar, les compartimos algunos consejos para plantar las más comunes en la cocina:

Albahaca

albahaca

A esta planta le encanta el agua así que el riego debe ser abundante, cada dos o tres días, aunque con mesura pues demasiada agua puede ser perjudicial; lo mejor es asegurarnos que la tierra este húmeda pero sin charcos. La albahaca no resiste el frío así que en los inviernos hay que ofrecerle protección. A lado de una ventana, por ejemplo, soleada crecerá muy bien.

Si plantas las semillas, éstas tardaran aproximadamente 10 días en salir. Y, muy importante, cuando veas que están a punto de salirle flores hay que eliminarlas pues entonces que la planta dejará de dar hojas.

Tomillo

tomillo

Esta aromática se dará mejor si se planta durante la primavera. Al contrario de la albahaca no es fanática del agua, más bien necesita estar en suelos secos (regar cada tres o cuatro días). Ojo, esto no significa que no necesite agua. Un consejo para que el exceso de agua no sea problema es que antes de plantar, en la base de lo profundo de la maceta, coloquen algunas piedras antes de echar la tierra, así drenará perfectamente el exceso de agua.

Las semillas del tomillo pueden tardar un mes en germinar, así que hay que ser pacientes. Si hay prisa siempre puedes comprar la planta lista para el trasplante en tu vivero preferido. Esta aromática le gusta estar en un lugar soleado y no tolera los climas fríos.

Menta

menta

Se beneficia si está en una maceta ancha más que profunda, así que lo ideal es una base extendida para que la menta pueda crecer con felicidad. La menta necesita un riego frecuente y puede vivir en lugares con pocas luz de sol así que en cualquier rincón de la cocina quedaría bien.

Las semillas suelen tardar entre 15 y 30 días en germina, pero un buen tip para no esperar tanto es conseguir una rama de menta fresca de mínimo 15 centímetros de largo, eliminarle las hojas de la base del tallo dejando unas pocas al final de este para después enterrarla directo en la tierra con las hojas que no se retiraron. Si se insertan unos cinco tallos seguramente un par de ellos crecerá contento en la cocina.

Romero

romero

Esta es una planta que necesita poco agua y le gusta mucho el sol. El romero crece muy lento desde la semilla, casi hasta un mes, y la planta tarda mucho en crecer.

Además de dar sabores espectaculares a platillos con cerdo, pollo y hasta una sopa de cebolla, las plantas de romero son muy lindas para decorar mesas, cocinas y hasta patios. Si te enganchas con su cultivo y sabor, es mejor comprar las plantas para capitalizarlas mejor.

Orégano

oregano

Ideal para salsas y para una buena ensalada de nopales. El orégano puede crecer en lugares parcialmente sombreados pero siempre es mejor que esté bien soleadito y sin duda será la más agradecida las plantas. Aguanta muy bien diferentes climas, así que puede vivir todo el año.

En cuanto al riego es importante que no se hagan charcos en la planta ya que puede pudrir las raíces, con un riego moderado cada tres días será suficiente. Las semillas de orégano germinan más o menos en 20 días.

Perejil

perejil

El perejil necesita mucho sol, así que lo más recomendable es ponerlo en algún lugar donde le den mínimo seis horas diarias de luz. Le gusta bastante agua así que recomendamos se riegue cada dos días, pero es importante no dejar charcos en la tierra ya que esto nunca es ayuda.

Cilantro

cilantro

Esta planta aguanta muy bien la sombra aunque de vez en cuando hay que pasearla al sol. Le gusta un riego abundante así que cada dos días estará muy bien.

Un tip importante respecto al cilantro es que en cuanto empieza a florear deja de producir tantas hojas, así que en cuanto veas flores aparecer hay que podar para tener por más tiempo deliciosas hojas de cilantro disponibles en casa. Si se va a plantar desde la semilla tarda alrededor de 12 días en germinar.

Consejos generales

1. Las ventanas son lugares ideales para tenerlas.

2. Al regar, toca la tierra donde están. Si está muy húmeda no bebe; si está muy seca, está muy sedienta.

3. Las macetas deben ser por lo menos de 15 centímetros de profundidad y el ancho dependerá del espacio que se tenga en casa pero mientras más grandes más espacio tendrá la planta para crecer.

4. Si se siembran semillas es importante, por regla general, no enterrarlas muy profundo para que germinen sin obstáculos.