6 formas de aprovechar el jengibre - Animal Gourmet
Animal Gourmet

El jengibre además de tener un sabor único y atrevido es conocido como una planta medicinal desde hace mucho tiempo, es un ingrediente popular en la comida asiática y lo mejor de todo es que es súper saludable.

Muchos estudios han puesto a este ingrediente bajo al lupa de científicos expertos para buscar sus beneficios, digamos que no es poca cosa que se use de manera medicinal desde el siglo V a.C.

Se ha demostrado su efectividad para prevenir enfermedades cardiovasculares en un estudio publicado en el Saudi Medical Journal donde se reportó que el uso de este ingrediente bajó los niveles de colesterol en la sangre de personas que lo tenían alto ¡una excelente noticia!

Pero aunque sea maravilloso para nuestra salud muchas veces no sabemos muy bien que hacer con él, así que les vamos a dar algunos tips para poder incluirlo en sus comidas de manera sabrosa.

1. Encurtirlo

El jengibre se puede encurtir de manera maravillosa, lo único que deben hacer es cortar 200 gramos de jengibre fresco en rebanadas muy finas y ponerle un poco de sal.

Calentar una taza de vinagre de arroz, una taza de agua, media cucharadita de sal y tres cucharadas de azúcar. Con esta mezcla caliente cubrir el jengibre rebanado (fuera del fuego) y dejar reposar por un mínimo de 12 horas.

Listo, queda delicioso en cualquier comida.

2. En cebiche

Este ingrediente hará de su próximo cebiche algo extra especial, lo que deben hacer es pelarlo bien, les recomendamos que para hacerlo lo rapen con una cuchara, para nosotros es la mejor manera ya que los peladores normales suele atascarse con la cáscara.

A la hora de hacer el jugo de limón para su cebiche, coloquen el jugo en la licuadora junto con un poco de jengibre y muelan perfectamente, éste le dará un sabor único y audaz a su plato. Funciona aún mejor si el pescado del cebiche es jurel o atún.

8095541850_7eeeddc8db_z
Te recomendamos pelar el jengibre con una cuchara, será todo más fácil. // Foto: Joy (Creative Commons)

3. En los postres

Éste ingrediente funciona de maravilla salado y dulce, una forma sencilla de integrarlo a nuestros postres es confitarlo.

Para esto, lo que hay que hacer es cortarlo en tiras finas y cocinarlo por unos pocos 30 segundos en agua hirviendo.

Una vez listo poner una taza de agua a hervir, agregar el jengibre y dos tazas de azúcar poco a poco, ya que todos los ingredientes estén bien integrados dejar enfriar y consumir como más les apetezca. Con unas ciruelas asadas queda delicioso.

4. En helado

El helado de jengibre es muy especial y perfecto para acompañar una tarta tibia de manzanas, es un conjunto hecho por los dioses.

Para hacerlo hay que mezclar media taza de crema junto con media taza de leche, un tercio de taza de azúcar, una pizca sal y una cucharada de jengibre picado. Unir bien los ingredientes y llevarlos al fuego a una temperatura baja por unos pocos minutos hasta que la mezcla se haga una buena infusión con el jengibre. Una vez conseguido esto apartar del fuego.

Poner a baño maría tres yemas de huevo. Cocinarlas moviendo constantemente con un globo de cocina hasta que espesen un poco teniendo siempre cuidado de que no se formen coágulos; una vez listo agregar nuestra mezcla de leche poco a poco. Dejar que se enfríe y poner en la máquina de helados.

8101230101_7da48a906e_z
Acompaña una tarda tibia de manzana con un poco de helado de jengibre, ¡vaya combinación! // Foto: Joy (Creative Commons)

5. Agrégalo al Pan

El jengibre confitado dentro de un pan hecho en casa queda riquísimo, ésta receta de brioche es deliciosa.

Para hacerla deben mezclar 350 gramos de harina, 10 gramos de levadura y 45 gramos de azúcar, unir de forma envolvente junto con dos huevos, agregar poco a poco 30 mililitros de leche.

Después incluir en la mezcla 180 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y amasar con otros 30 mililitros de leche. Agregarle 120 gramos de jengibre confitado. Ponerlo en un molde de pan de caja y dejar reposar por 30 minutos. Hornear a 220 grados centígrados por 30 minutos.

6. Que la imaginación vuele

Por último, ¡experimenten! Esta deliciosa raíz es versátil y sabrosa, la imaginación es nuestro límite, ¿por qué no hacer una sopa de zanahoria con jengibre o agregarlo a un pescado empapelado? Recuerden que la cocina es un lugar para jugar.

8295153290_6a37576bdf_z
Experimenta nuevas recetas con jengibre, como estas galletas con chocolate, muy buenas. // Foto: Maja Dumat