drag_handle

Los secretos de las berenjenas

Por Animal Gourmet

La berenjena es un fruto sabrosos y versátil, que si se cocina de manera correcta puede ser maravilloso, desde un sedoso y cremoso puré hasta unos crujientes pedazos fritos.

A muchos de nosotros nos ha pasado que hemos probado un plato con berenjena y ha sido amargo, insípido, grasoso, todos esto gracias a que no se cocinó como se debe. Así que para que la próxima vez que quieran comerla sea una experiencia deliciosa, les decimos qué hacer y qué no hacer para no caer en los errores que convierten un plato extraordinario en uno ordinario.

1. Como Elegirlas

Todo empieza en el mercado cuando estamos frente a un grupo de berenjenas, para elegir las mejores primero hay que ver su estado, deben de ser frescas, brillantes y firmes al tacto.

El mejor truco para elegirlas sonará extraño pero es realmente eficaz, hay que tomarla en la mano y sentir el peso, si se siente muy pesada para su tamaño la dejamos, en cambio las más ligeras son aquellas que tienen menos semillas y suelen ser menos amargas.

Una vez que lleguemos a casa con nuestras hermosas y ligeras berenjenas hay que guardarlas en el refrigerador para que se mantengan perfectas.

2 . Como quitar lo amargo

Para evitar el sabor amargo que puede acompañarlas el truco esta en la sal, nosotros te proponemos dos opciones:

  • Una vez que tienen las berenjenas cortadas agreguen sal y esperen a que empiece a salir un jugo obscuro el cual lleva consigo lo amargo de esta hortaliza. Pero debemos advertir que este paso cambia la textura.
  • En un recipiente con agua disolver la sal y sumergir las berenjenas ya cortadas, esperar unos 20 minutos y listo, habrán perdido el sabor amargo ¡pero no su forma!

3. Método de cocción

La berenjena es como una esponja que absorbe absolutamente todo, así que si lo que quieren es freírla ¡cuidado! por que si lo hacen con mucho aceite al comerla lo único que sentirán es la grasa.

Para conseguir berenjenas crujientes perfectas, nuestra recomendación es empanizarlas antes de freírlas así quedaran súper crujientes y nada grasosas.

Otro grave error es opacar su delicado sabor, uno de los platos clásicos con esta hortaliza es la berenjena a la parmesana, y que quede claro desde un comienzo que no tenemos nada contra ella, pero si piensan hacerla recuerden que se trata de la berenjena y su sabor, así que no la atasquen de queso y salsas súper condimentadas por que el sabor de la berenjena quedara rezagado.

4. Una receta

Si nunca la han comido o les parece complicada les recomendamos que empiecen a incluirla en su dieta con este cremoso dip que se hace rápido, sin complicaciones y en nuestras reuniones suele ser un éxito.

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • Aceite de oliva
  • Ajo en polvo
  • Sal y pimienta al gusto

Procedimiento

Envolver las berenjenas con papel aluminio y hornear hasta que estén suaves al tacto.

Cortarlas por la mitad y sacar todo el relleno, ponerlo en la licuadora o procesador junto con un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta y ajo en polvo al gusto.

Procesar bien y servir junto con pan árabe tostado ¡una delicia!