drag_handle

#RECETA Los clásicos e irresistibles scones

Por Mariana Toledano

Estos pequeños panecillos tienen su origen en la famosa tradición del té de las cinco de la tarde en Gran Bretaña, donde se servían para acompañar esta bebida caliente.

Si bien se pueden comer solos, hay quien disfruta de untarles mermeladas caseras, rellenarlos con frutas frescas o espolvorearlos con azúcar glass.

A continuación te compartimos la receta tradicional para que disfrutes los scones en casa. Es una preparación muy sencilla de hacer, así que no hay pretexto. ¡Provecho!

Ingredientes

  • 260 gramos de harina de trigo
  • 50 gramos de azúcar
  • 10 gramos de polvo para hornear
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 75 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 huevo grande, batido
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 120 mililitros de media crema

Preparación

Precalentar el horno a 190 grados C y colocar la bandeja en el centro del horno cubierta de papel para hornear.

En un recipiente, tamizar la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Agregar en trozos pequeños la mantequilla y mezclar con los dedos.

En otro recipiente, mezclar la media crema, el huevo y la vainilla. Añadir esta mezcla a la de la harina y mezclar.

En una superficie enharinada amasar la masa  y estirar. Formar círculos de seis centímetros aproximadamente.

Colocar los círculos de masa en la bandeja y barnizarlos con yema de huevo para que queden dorados.

Hornear de 15 a 18 minutos. Dejar enfriar un poco y servir.