Siete cervecerías mexicanas que buscan cuidar el medio ambiente
Animal Gourmet

Reducir el impacto ambiental en la producción de la chela comienza a ser una de las iniciativas entre los maestros y maestras cerveceras de México.

Según la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), de los 120 cerveceros con los que cuenta la organización ya hay casas cerveceras que tienen programas pro ambientales, por ejemplo, la Cervecería Madrina con la iniciativa Cero Basura, o la Cervecería de Colima con el reciclaje de botellas de vidrio.

Te presentamos la labor de siete casas cerveceras 100% mexicanas que están preocupadas por reducir el impacto ambiental derivado de la producción de sus bebidas y por la protección de algunas especies animales.

Cervecería de Colima

Colima, Colima

La Cervecería Artesanal de Colima inició su labor “verde” desde el primer año a través de la donación del mosto para utilizarlo como alimento de ganado en una comunidad local.

Al mismo tiempo instalaron ‘Esquina Verde’, un espacio de separación de todos los residuos sólidos de la empresa, los cuales son reciclados, en su mayoría, por empresas 100% colimenses.

Otros productos, como los costales, también son donados a comunidades rurales que cuentan con aprovechamientos forestales sustentables certificados para el almacenaje de carbón; toda esta iniciativa se encuentra avalada por un Programa de Manejo de Residuos Sólidos certificado por el Gobierno del Estado de Colima.

Desde 2016, la Cervecería de Colima arrancó con el proyecto de recepción de vidrio para reciclaje. Este programa les ha permitido recuperar 60% del vidrio que sale de la planta y comprar botellas nuevas que provienen de este proceso de reciclaje, minimizando la huella ecológica en el ambiente.

Además, logró reducir un tercio del agua que naturalmente utiliza para la producción de cervezas; en cambio, el agua es recirculada y utilizada nuevamente.

Esta cervecería también instaló un sistema de captación de agua de lluvia que alcanza para la producción de cuatro meses continuos y una planta de tratamiento de aguas residuales que trata el 100% de sus aguas y la regresa en buenas condiciones al ecosistema.

Dirección: Carretera Colima-Guadalajara Km. 5, El Trapiche, 28550 Cuauhtémoc, Colima.

Cervecería Madrina

Huixquilucan, Estado de México

Comprometidos con la ecología y conscientes del problema que la basura genera en el planeta, esta cervecería decidió trabajar con la empresa Waste Cero para que todo el desecho -orgánico e inorgánico- se recicle o se reutilice.

Dirección: Jardín Chapultepec, Av Chapultepec 398, Roma Norte, ciudad de México. 

Cervecería Cholula 

Cholula, Puebla 

Esta cervecería construyó sus instalaciones con adobe, lo que reduce la huella de carbono en la elaboración del ladrillo; el piso es cement tile que no se hornea como los vitropisos. 

Como parte de estas buenas prácticas de cuidado al ambiente, la Cervecería Cholula cuenta que todo el edificio tiene instalado un sistema de captación de agua de lluvia con 44 mil litros de cisterna para guardarla. 

Además, los baños de la cervecería son secos o de bajo consumo de agua y la energía que utilizan es led. Como parte de sus proyectos a futuro está la instalación de calentadores solares para ahorrar mayor energía. 

Dirección: Oriente 105, San Pedro, Cholula, Puebla, México.

Chela Libre

Celaya, Guanajuato

Esta cervecería está ubicada en el corazón de un complejo agrícola enfocado a la producción de tomate en invernadero. Las descargas pluviales de estos invernaderos están conectados a una red que alimenta varios estanques de captación de agua de lluvia con una capacidad de 100 mil metros cúbicos, es decir, ¡millones de litros de agua!

La cervecería y los invernaderos comparten el agua del mismo pozo, por lo que 100% del líquido que se usa para hacer cerveza se repone con agua de lluvia para evitar la sobreexplotación del manto.

Otro proyecto que tiene en puerta es utilizar todas las descargas de drenaje de proceso para integrarlas al sistema de tratamiento de aguas pluviales para uso posterior en el riego. Y uno de sus ambiciosos proyectos: utilizar el agua de lluvia en la elaboración de la cerveza más adelante.

Dirección: Av El Sauz 150, Imperial, 38028 Celaya, Guanajuato.

Cervecería Rebelión

Saltillo, Coahuila

Cervecería Rebelión es la primera cervecería independiente en contar con paneles solares desde septiembre de 2014.

De acuerdo con los reportes que esta casa cervecera ha recibido, sus paneles de energía solar han generado la energía eléctrica necesaria para tener un foco encendido durante 670 meses o mil 944 minutos de iluminación de la Torre Eiffel.  

Otra iniciativa ambiental que tiene es que el grano para la elaboración de cerveza es donado a una granja para consumo animal, una buena forma de darle un segundo uso a los insumos.

Dirección: Arteaga 1660, Topochico, 25284 Saltillo, Coahuila.

Cannería

Ensenada, Baja California

Otra de las casas cerveceras que apuesta por el ahorro de energía durante el proceso de producción en la chela es Cannería, que también ha optado por el uso de celdas solares, por un lado para reducir el excedente en el recibo de luz y por el otro para contribuir con el medio ambiente.

Del agua que utilizan para la producción, una tercera parte se pierde por exceso de minerales. Este se manda a otro tanque y se reutiliza para limpiar paredes, escusados, etcétera.

Actualmente, Cannería trabaja con una empresa de ingeniería ambiental con el objetivo de estabilizar esta agua para reutilizarla en producción.

Dirección: Av Iturbide 465, Obrera, Ensenada, Baja California.

Baja Brewing Co.

Los Cabos, Baja California Sur

El burro mexicano regularmente está asociado a los trabajos pesados rurales. Debido a su sobreexplotación, abuso y falta de regulación en tráfico y consumo, este icónico animal se encuentra en peligro de extinción. En México, solo sobreviven 500,000 ejemplares, aproximadamente.

Para Baja Brewing Company, tener a este noble animal en su marca desde hace 11 años es un compromiso para enaltecer sus cualidades y cambiar el estereotipo que se le ha impuesto durante años.

Lolo es el nombre del burro que acompaña a la marca de esta casa cervecera, y a través de él, como embajador, buscan regresar a esta maravillosa especie un poco de lo mucho que les ha dado.

Con el objetivo de seguir creando conciencia sobre la preservación y conservación de los burros de la Baja Sur, Baja Brewing unió fuerzas con un rancho dedicado al ecoturismo en la zona (Rancho Carisuva) para crear un santuario de burros.

Actualmente, cuentan con 14 burros rescatados -entre ellos, el gran Lolo- que viven de forma libre y con los cuidados necesarios dentro de las instalaciones del rancho. Este año, han visto nacer a tres crías y esperan que el número de burros rescatados siga aumentando.

Además de la preservación del burro mexicano, Baja Brewing Co. se apega a la filosofía de cero plástico en la cervecería y sus cantinas con campañas continuas en la comunidad y redes sociales sobre la conservación de playas y mares.

Para noviembre terminarán la instalación de paneles solares para el calentamiento de agua en el proceso de producción; además, todas sus maltas son donadas a rancherías locales para alimento de ganado.

Dirección: Distrito de Arte, Centro Histórico Morelos 1227 e/ Comonfort y Obregón, San José del Cabo, Baja California Sur.