drag_handle

El chef que cocinó para una comunidad en cuarentena por coronavirus

Por Paloma García

Lo que comenzó como un viaje de ensueño para un crucero que llegaba a Hawaii se volvió una cuarentena de terror al descubrir a un tripulante contagiado por Coronavirus. Grand Princess ancló en San Francisco y a falta de comida y cocineros, recurrieron a la artillería pesada.

Al chef José Andrés ya se le conocía por sus incontables labores filantrópicas; incluso, estuvo nominado a un Premio Nobel de la Paz por atender la primera necesidad de comunidades vulnerables como Haití y Guatemala.

La cuarentena por coronavirus de Grand Princess

Es una realidad que la pandemia de COVID-19 llegó sin precedentes y todavía no existe una cura, por lo que las precauciones deben ser extremadas.

Así sucedió en el barco Grand Princess que tenía como meta llegar a Hawaii pasando por México y la costa oeste de Estados Unidos; todo iba bien hasta que llegaron a San Francisco.

Fue ahí donde desembarcó un tripulante de 75 años que posteriormente fue diagnosticado con Coronavirus, lo que puso a las 3,500 personas restantes del barco en una cuarentena dentro de las instalaciones de lo que, en principio, serían las vacaciones de su vida.

El problema no paró ahí; el escaso control sobre la pandemia se vuelve aún más vulnerable en las cocinas, ya que el virus puede transmitirse de las personas a los alimentos crudos y éstos, a su vez, a terceros.

Las instalaciones del barco, a consecuencia de la cuarentena por Coronavirus, también se volvieron inseguras y se decidió dejar de cocinar ahí. Pero entonces ¿cómo se alimentan a 3,500 personas en cuarentena?

cuarentena por coronavirus

World Central Kitchen

La respuesta fue: el chef filantrópico, José Andrés.

Al español se le conoce desde 2010 que arrancó con su proyecto World Central Kitchen. Esta organización sin ánimo de lucro es una una manera de empoderar a la gente más vulnerable mediante la alimentación y la reactivación de la economía de zonas con desastres naturales.

En el mundo se conoce como la Cruz Roja de la alimentación y ha participado también con comunidades en Brasil, Cambodia, Cuba, República Dominicana, Nicaragua y Zambia.

En cuanto las cabezas de Grand Princess se pusieron en contacto con José Andrés -que radica en San Francisco dirigiendo World Central Kitchen- el chef no dudó ni un segundo en hacerle frente al desastre de la cuarentena por coronavirus.

Reunió a cientos de voluntarios de la Universidad de San Francisco y desde una cocina central, preparaba los alimentos todos los días para aquellas personas que estuvieran en el barco.

Con guantes de látex, tapabocas y bolsas de cartón, cada persona que se sumó a la causa cocinaba ensaladas, desayunos, platos fuertes y snacks. El sábado 14 de marzo fue el último día de labores y el barco pudo levantar la cuarentena.

El chef José Andrés es una figura crítica ante el actual presidente de Estados Unidos y con la crisis de Coronavirus no fue la excepción. A través de redes sociales, hizo un llamado a tomar medidas reales para enfrentar la pandemia que horroriza al mundo.

View this post on Instagram

#ChefsForAmerica

A post shared by World Central Kitchen (@wckitchen) on