drag_handle

¡Ya es temporada de lichi y hay que aprovecharla con estas recetas!

Por Animal Gourmet

Los beneficios del lichi son tantos que se ha convertido en una de nuestras frutas exóticas consentidas para hacer recetas; esa pequeña esfera blanca de notas dulces y aromas muy perfumados que viene escondida en una piel dura tiene uno de los sabores más especiales del mundo.

Proveniente de un árbol perenne que lleva el mismo nombre -el cual puede llegar a alcanzar una altura de hasta 12 metros- el lichi de interior suave y dulce y exterior rojizo con piel callosa funciona bien para preparar bebidas, cocteles, postres y platos fuertes.

Algunas curiosidades del lichi

Aunque su origen se dio en el Medio Oriente, el lichi llega a cosecharse en algunos estados de la República Mexicana como Veracruz, Oaxaca y Puebla.

Según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Social, tan solo en el 2018 se destinaron más de 4 mil hectáreas para su cultivo, generando casi 28 mil 200 toneladas de esta fruta. 

La temporada del lichi en México es en los meses de mayo, junio y julio; su producción se acorta debido a las condiciones climáticas. 

Además de ser fresco y rico, las propiedades del lichi hacen de este fruto una opción de consumo recomendable.

Entre sus beneficios destacan:

  • El alto contenido de vitamina C.
  • Ayuda a la formación de colágeno.
  • Es rico en minerales como: calcio, magnesio y fósforo.
  • Alto contenido en fibra, tanto en su pulpa como en su cáscara.
  • Es bueno utilizándolo para fines terapeúticos.

El lichi y sus parientes cercanos.. los rambutanes

Con una piel parecida aunque con una textura distinta, el rambután es una fruta que muchas veces se confunde con el lichi y aunque sí es muy similar, no es lo mismo.

Este primo lejano nace de un árbol que a comparación del árbol donde nace el lichi, alcanza sólo cinco metros de altura. También tiene un alto contenido en vitamina C y fibra, lo que ayuda a mantener un buen sistema digestivo. 

El rambután proviene de Malasia e Indonesia, lo podemos reconocer gracias a su tonalidad roja y porque en su exterior tiene fibras que parecen pelitos. 

A diferencia del rambután, el lichi suele ser más dulce aunque también se aprovecha en recetas de postres y bebidas. El rambután tiene mucha acidez por lo que se utiliza para elaborar chutneys, salsas, conservas y guarniciones. 

¡A disfrutar la temporada de lichi!

Martini de lichi 

Ingredientes

  • 1 1/2 onzas de vodka
  • 1 onza de jugo de lichi
  • Un splash de vermouth
  • 2 lichis enteros 
  • Hielo

Procedimiento

  1. En un agitador con mucho hielo, colocar el vermouth, vodka y el jugo de lichi. 
  2. Agitar.
  3. Servir y agregar dos lichis a cada copa.

¡A disfrutar de los beneficios del lichi y de estas deliciosas recetas!

Helado de lichi

Ingredientes

  • 500 gramos de crema para batir
  • 1/2 taza de leche condensada.
  • 800 gramos de lichi
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • Menta fresca

Procedimiento

  1. Triturar los lichis en una licuadora con la leche condensada.
  2. Montar la crema para batir e incorporar de forma envolvente el puré de lichi. 
  3. Verter la mezcla en un recipiente y dejar en el congelador durante 1 hora y media. Sacar, mover y  volver a congelar otras dos horas.
  4. Servir en una copa linda y decorar con hojas de menta. 

Soda de lichi

Ingredientes

  • 1 ½ taza de lichi 
  • 2 litros de agua mineral
  • Azúcar
  • Hielos 

Procedimiento

  1. En una licuadora mezclar la pulpa con una taza de agua y el azúcar.
  2. Vaciar la mezcla en el resto del agua y agregar los hielos.
  3. Dejar reposar 10 minutos.
  4. Servir.