#Receta: Panna cotta, el clásico postre italiano - Animal Gourmet
Animal Gourmet
RecetasSlide

#Receta: Panna cotta, el clásico postre italiano

Es un postre ligerito y fresco. La panna cotta, que en italiano significa “nata cocida” –en referencia a la crema con la que se elabora-, es un postre clásico del norte de Italia, en Piamonte para ser más precisos, y se podría decir que es primo del flan.

Es un postre que se elabora con pocos ingredientes y se prepara muy rápido. Una de sus virtudes es su sabor ligero, lo que permite hacerlo divertido y combinarlo con diversos sabores de acuerdo al menú: frutas, chocolate, polvo de galleta, caramelo o, en realidad, lo que tengamos a la mano.

Toma muy poco tiempo prepararlo y podemos hacerlo con anticipación para sólo desmoldar y hacer sonreír a los comensales.

Ingredientes

  • 150 ml de leche entera
  • 150 ml de crema para batir (Lyncott es ideal)
  • 3 semillas de cardamomo
  • 40 gramos de azúcar
  • 2 láminas de grenetina para gelatina

Preparación

Verter la leche, la crema, las semillas de cardamomo y el azúcar en una cacerola hasta que hierva. Retirar del fuego y dejar reposar para que se infusione y aromatice.

Las láminas de grenetina se sumergen en agua e hidratan por 5 minutos hasta que se suavicen y disuelvan. Se vuelve a calentar el líquido de leche y crema casi hasta hervir. Se remueve el exceso de agua de las láminas de gelatina se agregan a la mezcla de leche y crema caliente y se remueve hasta disolver.

El líquido caliente se pasa por un colador par que no haya grumos o nata y se vierte en otro bowl para que se enfríe, mismo que se coloca sobre una cama de hielo.

La mezcla se vierte sobre ocho moldes de silicón para gelatina o flan y se refrigera por cuatro horas hasta que cuaje.

Se desmolda con cuidado y coloca sobre un lindo plato (acuérdense que la estética es fundamental y siempre parte del sabor).

Particularmente nos encanta acompañar la panna cotta con fruta asada. Por ejemplo: mitades de higos un minuto sobre una parrilla o jugosas mitades de durazno también asados en parrilla.

Y, a un lado, para quien se le antoje se puede preparar un coulis o mermelada para poner un par de cucharadas sobre la panna cotta que se prepara fácilmente con fresas, zarzamoras u otro tipo de moras licuadas con azúcar para formar una salsa de frutas espesa y ligeramente ácida.