Dieta paleo: alimentarnos como en la prehistoria - Animal Gourmet
Animal Gourmet
Menú del día

Dieta paleo: alimentarnos como en la prehistoria

Por Animal Gourmet

dieta paleo

La dieta paleo consiste en recordarle a nuestra genética a qué alimentos estamos biológicamente predispuestos y darle esos alimentos a nuestro organismo.

Robb Wolf, experto en esta dieta, dice que “es el ÚNICO enfoque nutricional que funciona con tu genética para ayudarte a mantenerte delgado, fuerte y lleno de energía”

Uno de los objetivos de esta dieta es mantener un cuerpo estable y sin desequilibrios.

También te puede interesar:

-¿Qué es la dieta alcalina?

-La lucha contra contra la gordura a lo largo de la historia.

¿Qué alimentos podemos comer?

Esta dieta apela a los alimentos que comíamos en el Paleolítico: carnes, verduras, frutas, pescados y mariscos; también se incluyen huevos y frutos secos ricos en omega 3, incluso aceite de oliva y de coco.

En esta dieta se recomienda ingerir bastantes alimentos de origen animal, siempre y cuando la carne proceda de animales alimentados solo con pastos, es decir, sin antibióticos, hormonas y ningún otro tipo de químico.

La carne puede ser una gran fuente de grasa, por lo que este punto está cubierto con esta proteína.

La dieta paleo también recomienda ingerir frutas y verduras completamente de temporada, es decir, lo más frescas posible.

En este punto son preferibles las frutas con menor cantidad de azúcar (fructosa) y más cantidad de antioxidantes.

Para la dieta paleo, todo tipo de alimentos que se hayan incluido más tarde a la alimentación humana está prohibido, por ejemplo, los lácteos y sus derivados como yogurt y queso, y cualquier tipo de azúcar refinada.

Otro de los alimentos prohibidos son, por supuesto, todo lo procesado y que incluya harina.

Imaginemos que vivimos en la prehistoria, así, lo que podemos comer son alimentos que comían en aquella época.

dieta paleo

Otra restricción que presenta la dieta paleo son las legumbres y los cereales.

Pero estos alimentos también existen desde la prehistoria, ¿o no? La razón, según los seguidores de la dieta paleo, es que una vez cocidos o procesados pierden la mayoría de sus nutrientes.

Las legumbres, además, tienen fitatos que evitan la absorción de los minerales y también tienen lectinas, que son proteínas encargadas de proteger las semillas de los cereales.

Conviene aclarar en este punto que las lectinas se inactivan con el calor, es por eso que generalmente no nos hacen daño.

También te puede interesar:

-Las dietas de los famosos que hay que evitar, según expertos en nutrición.

-Los 10 mandamientos para bajar de peso después de las comilonas y las fiestas.

Y a todo esto… ¿cuáles son los beneficios de la dieta paleo?

La dieta paleo apela a una verdad: hay estudios que demuestran que todas las azúcares y harinas refinadas son causas de distintas enfermedades como cáncer, obesidad, cardiopatías, diabetes, entre otras.

Mantener un peso saludable es uno de los beneficios de esta dieta. De esta manera se reduce la probabilidad de sufrir enfermedades autoinmunes, por ejemplo, artritis, lupus y hepatitis.

Otro de los beneficios de esta dieta es que favorece el descanso. Esto se refleja en tener energía todo el día por haber tenido horas de sueño de calidad.

Las personas que deben evitar esta dieta son quienes presentan problemas cardiacos, pues es una dieta con una gran base de proteína animal.

De esta manera y si el organismo no se esta regulando de manera correcta se puede aumentar el colesterol “malo”.

Es importante ser pacientes si estamos por iniciar una dieta paleo. Como toda azúcar refinada o procesada se elimina seguramente habrá días no tan buenos en donde nuestra ansiedad aumente por el antojo, por lo que estaremos muy irritables.

Por último recordemos que asistir con un profesional calificado para que revise nuestros hábitos alimenticios y nos ayude a corregirlos es fundamental.