El té oolong o azul, sus características y beneficios
Animal Gourmet
HistoriasMenú del día

El té oolong o azul, sus características y beneficios

Por Animal Gourmet

El té oolong es conocido también como té azul porque en su procesamiento el resultado final queda con tonos verdes oscuros y algunos matices azulados, aunque en realidad al prepararlo su tono en líquido es ámbar.

Monkey Picked

En cada tipo de té encontraremos una historia acerca de su origen, tal vez dos, pero en esta variedad de té las leyendas que lo rodean son tan interesantes como su sabor.

Existe un tipo de té oolong llamado Monkey Picked; el nombre está relacionado con una de las muchas historias que rodean su origen. En el siglo XVIII, las hojas de camellia sinensis comenzaron a ser recolectadas por monos. Estos monos de la especie Macaca Mulatta fueron entrenados por monjes budistas para recoger las hojas de los árboles silvestres que crecían en las montañas Taimu y Wuyi al Este de China. Nunca se desmintió esta historia y hasta la fecha no se sabe si se sigue usando este método de recolección.

El té semioxidado

Las características que hacen distinto a este té de otros son dos: el enrollado y su semioxidación.

El primer paso es la marchitación; en este proceso, las hojas son puestas a secar y a veces se utilizan pistolas de aire caliente para acelerarlo.

El segundo paso es el enrollado; para este té en específico se hace a mano en la mayoría de las regiones productoras. Este paso es uno de los más importantes de todos los tés porque aquí comienza la liberación de aceites.

El tercer paso es la oxidación, que también se conoce como “fermentación”, aunque estrictamente la fermentación solo ocurre con presencia de bacterias y levaduras como en el vino o la cerveza. En este paso se da la característica que lo coloca entre el té verde que no está oxidado y el té negro que está completamente oxidado. Hay tipos de oolong con oxidaciones distintas, que oscilan entre el 10 y el 80%. 

Y por último, el secado, que sirve para detener la oxidación.

Las variedades dependen de la región de producción

Los principales países que producen el té oolong son China y Taiwán, aunque en la actualidad Vietnam, Tailandia, Nepal y Kenia también se encuentran entre los productores. 

En cuanto a las variedades de té oolong, hay más de 15, pero las principales se dividen en regiones:

China

Aquí se encuentra el té más caro de los oolong, que viene de las montañas de Wuji; el más famoso es el Da Hong Pao. Otra variedad famosa es el Dancong, que es capaz de imitar fragancias de flores y frutas como orquídea, pomelo y naranjo.

Taiwán

Aquí producen un oolong llamado Pouchong, uno de los más ligeros que a menudo se compara con un té verde.

La mayoría de tés que se producen en Taiwán son para consumo local, por lo que los de exportación son pocos y caros. 

Pros y contras

Todos los derivados de la camellia sinensis son ricos en flavonoides, moléculas que contienen una importante cantidad de antioxidantes que colaboran en la regulación de radicales libres (que producen daños en los tejidos corporales y favorecen el envejecimiento prematuro).

Los flavonoides también bloquean la formación de carcinógenos químicos cuando se toman de forma moderada y constante. Dos tazas de té al día, de acuerdo con estudios científicos, son suficientes para obtener sus beneficios.

Una de las contraindicaciones de los tés es para las personas con anemia, ya que dificultan la absorción de hierro.

Sabor y precio

El sabor del té oolong dependerá de la variedad, pero en general, y a diferencia de otros tés, tiene un retrogusto dulce.

Este té tiene un precio muy elevado ya que su producción es completamente a mano. 50 gramos tienen un costo promedio de 500 pesos.