Qué es la maca y tres recetas para disfrutar de sus beneficios – Animal Gourmet
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial

Será mejor que te acostumbres a escuchar  la palabra maca, ya que posiblemente alcance el estrellato en el mercado de los superalimentos.

La maca es una planta herbácea que se ha cultivado en los Andes peruanos durante casi 2.600 años. Perú es el país del que procede entre el 90% y el 95% de la maca que se vende a nivel internacional, aunque también se produce en Bolivia y Ecuador a una escala mucho menor.

La propiedades de la maca la han colocado en un pedestal, ya que aumenta la fuerza y la libido, la resistencia, el rendimiento deportivo y la sensación de bienestar general. La maca es un adaptógeno, por lo tanto ayuda al cuerpo a adaptarse a situaciones de estrés gracias a que disminuye la hormona llamada cortisol. Por otra parte, regula y aumenta la función del sistema endocrino, las glándulas que producen las hormonas necesarias para las funciones corporales y metabólicas esenciales como la fertilidad, la función sexual, la digestión, el cerebro y la fisiología del sistema nervioso, y los niveles de energía.

Gustavo F. Gonzáles Rengifo, biólogo y médico endocrinólogo director del Laboratorio de Endocrinología y Reproducción de la Facultad de Ciencias y Filosofía de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, lleva más de 15 años estudiando la maca.

En 2010, él y su equipo de científicos investigaron los resultados del consumo de maca en personas en los Andes Centrales de Perú, región productora de esta planta. Los científicos tomaron una muestra de 1.000 habitantes de la zona y compararon la salud de aquellos que no consumían maca con la de los que sí. El puntaje de los consumidores habituales mayores de 75 años era tal que parecía que no habían envejecido.

El experto cree que las virtudes de la planta se deben a las condiciones hostiles en las que crece, ya que nace a 4.000 metros de altura, donde nada crece. Llevan al menos 2.600 años cultivándola y eso significa que ha logrado sobrevivir en todo este tiempo.

La maca es bastante accesible en su presentación en polvo, puedes comprarla en tiendas de alimentos saludables y utilizarla en bebidas calientes y frías, incluso en panadería es ideal por su ligero sabor a nuez. Te compartimos tres recetas para que empieces a entrarle al mundo de la maca. ¡Bienvenido!

Maca por la mañana

Puedes añadir una cucharada de maca a una taza de agua caliente para sustituir el café mañanero o hacer esta bebida con leche de almendras, canela, vainilla y cacao.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de almendras
  •  1 cucharada de polvo de maca
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cda de semillas de cacao
  • 2 cucharaditas de aceite de coco
  • 1 pizca de sal

Calentar la leche de almendras en una cacerola a fuego medio hasta que hierva, luego agregar la vainilla. Mezclar la maca, las semillas de cacao, la canela, el aceite de coco y la sal. Agregar en leche de almendras y mezclar hasta espumar.

Smoothie de maca

Puedes añadir una cucharada de maca en polvo a batidos, cereales y avena.

Ingredientes

  • 1 taza de espinacas
  • medio pepino
  • 1 limón
  • 1/4 de trozo de jengibre
  • 1 manzana verde
  • 1 cucharada de polvo de maca

En una licuadora añadir agua y todos los ingredientes. Mezclar y servir.

Bolitas de maca y dátil

La maca tiene un ligero sabor a nuez y queda de maravilla en productos horneados, sin embargo, cocinarlo a fuego alto puede afectar sus cualidades medicinales.

Ingredientes

  • 1 taza de avena sin gluten
  • 6 dátiles
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de polvo de maca
  • 1/2 taza de mantequilla de almendra
  • 1/4 taza de semillas de linaza molida

En un procesador de alimentos mezclar los dátiles, la mantequilla de almendra, la miel y el aceite hasta que todos los ingredientes se incorporen.

En un tazón mezclar la avena, la linaza, la maca y la canela. Agregar la mezcla de dátil y revolver hasta que se combinen completamente. Con esta mezcla final hacer pequeñas bolitas y colocarlas en una bandeja para hornear o recipiente y llevarlos al refrigerador. Disfrutar durante toda la semana como un aperitivo de la mañana o de la tarde.