Ni pepino ni sandía: cucamelón, la fruta mexicana que quieres conocer
Animal Gourmet
INGREDIENTESMenú del día

Ni pepino ni sandía: cucamelón, la fruta mexicana que está conquistando corazones

Por Animal Gourmet

Cucamelón

Tiene el tamaño de una uva, parece una sandía y sabe a pepino, ¿qué es? Cucamelón. Tal vez no le atinaste porque a pesar de ser una fruta de origen mexicano es muy poco conocida en el país.

Si nunca lo has probado pon mucha atención que seguramente pronto lo harás; en Estados Unidos ya está de moda acompañar las ensaladas con este pequeño fruto.

También te puede interesar:

-Siete frutas mexicanas que están en el olvido.

-Seis tipos de tunas: desde la blanca hasta el garambullo.

La fruta prehispánica desconocida

Hay quien dice que se comenzó a cultivar desde la época prehispánica en nuestro país pero la realidad es que hay muy pocos registros. No sería una sorpresa, México es una tierra muy fértil y necesitaríamos más de una vida para descubrir todos sus sabores.

Poniéndonos estrictos, su nombre científico es Melothria scabra que es una cucurbitácea trepadora -es decir, de la familia de las calabazas y los pepinos- según un artículo de la Universidad de Wisconsin.

Para cultivarla no necesitas mucho y lo puedes hacer en casa, es una planta que sufre muy poco de plagas, no necesitas podar y resiste sequías. 

Tiene una gran cantidad de beneficios, no nos sorprendamos si pronto se convierte en un nuevo superalimento. 

En primera está el aporte de antioxidantes, bastante valorados en la actualidad por ser una de las mejores sustancias para la salud cardiaca y proveer la eterna la juventud por su acción con los radicales libres.

También tiene muchas vitaminas, principalmente C, que en combinación con el potasio que tiene ayuda a reducir el colesterol malo mejorando la salud cardiovascular.

Es alto en fibra por lo que combinado con una buena ingesta de líquidos ayuda para la función digestiva.

¿Cómo se come?

Cucamelón
Parece una sandía pero tiene el tamaño de una uva. // Foto. Especial

Aunque parezca una mini sandía su sabor no es nada parecido a esta; más bien parece que estás comiendo pepinos con limón ya que es un poco ácido. Viene muy bien para los días calurosos y es muy refrescante.

Al cucamelón no necesitas pelarlo, solo lavarlo muy bien para disfrutarlo a mordidas o de diversas maneras.

En Estados Unidos y algunos países de Europa esta fruta mexicana es bastante valorada; la mantienen en conservas de vinagre, muy similar a los pepinillos encurtidos.

Se puede comer sola -así como si fueran uvas- o puedes incluirla en ensaladas para dar un toque acidito y fresco. Solo imagínate una cama de lechuga, cucamelón, jitomate, queso, semillas de girasol y aceite de oliva para aliñar ¡Qué rico y nutritivo!

Si eres más aventurero bien podrías explorar esta fruta en bebidas, después de todo su sabor fresco permite versatilidad.

Tags : Cucamelón