Para esquites, los de Moliere y Ejército Nacional - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial

El popular antojito mexicano esquite proviene del náhuatl ízquitl, derivado a su vez de icehqui, que significa “tostar en comal”, y es el resultado de hervir granos de elote en agua con sal, epazote y otras hierbas de olor. Se le conoce de varias maneras a lo largo y ancho de la República Mexicana; en el norte,  principalmente en Tamaulipas, se le conoce como trolelote, en Aguascalientes como chasca y en Michoacán como vasolote.

La palabra esquite proviene del náhuatl ízquitl, que significa “tostar en comal”

Hay infinitas recetas secretas para prepararlos. Fritos con cebolla, en mantequilla, con camarón, pollo… en fin, en cada casa la magia correspondiente. Sin embargo, el común denominador es la preparación post cocción dependiendo el gusto del cliente, pero en la que no falta  limón, sal, chile, mayonesa y queso Cotija.

El puesto de esquites ubicado en la esquina de Moliere y Ejército Nacional, en Polanco en la ciudad de México es una gran opción para degustarlos. Justo frente al Sanborns, hay un puesto que lleva mucho tiempo ahí y más de 50 años vendiendo esquites y elotes por toda la ciudad, generación tras generación.

Justo en la escquina de Ejército Nacional y Moliere, difícilmente pasarás de largo el puesto de los esquites. // Foto: Especial.
Justo en la esquina de Ejército Nacional y Moliere, difícilmente pasarás de largo el puesto de los esquites. // Foto: Especial.

El par de primos que lo manejan llegan puntuales todos los días de la semana a las 7:15 de la noche para montar el puesto y  despachar de 7:30 a 10:30, hora en la que no queda ni un grano de elote en su clásica olla esquitera.

Las 10:30 de la noche, hora en la que no queda ni un grano de elote

El éxito se lo adjudican a la frescura de sus productos. Se encargan de traer los elotes más tiernos y frescos para cocerlos el mismo día y poder ofrecer a  su clientela (que no es menor) esquites que los hagan regresar.

Ni la lluvia los frena. De ser necesario ponen una pequeña lona que los resguarda del agua manteniendo la larga fila de gente que espera entre 10 y 15 minutos para ser atendido.

Quienes sirven los esquites son primos y depositarios de una tradición familiar. // Foto: Especial
Quienes sirven los esquites son primos y depositarios de una tradición familiar. // Foto: Especial

Dos particularidades los distinguen. Una es la modalidad de esquite combinado (mitad hervido y mitad asado) y la otra es que puedes pedir tu esquite en plato. No vaya a ser que no quedemos satisfechos con el típico vasito de plástico, el plato de unicel extendido es ideal para poder comerlo de manera más abundante. Habría que mencionar también sus chiles en polvo que son especialmente buenos.

Ya saben, cuando estén en Polanco no dejen de visitar el puesto en la esquina que, para más referencias,  tiene un mimo que trabaja en el semáforo y de vez en cuando se aparece en la cola para regalarle a la clientela una imagen surrealista al puro estilo Distrito Federal.