8 trucos para una repostería perfecta - Animal Gourmet
Animal Gourmet

La repostería es todo un arte, requiere mucho cuidado, dedicación y buenos ingredientes. La clave del éxito radica en la práctica y en que domines algunos trucos que harán lucir tus creaciones más lindas y apetitosas pero, en especial, que te harán la vida más sencilla y disfrutarás mucho tu cocina.

Para crear postres perfectos como los de los escaparates que te encantan, te compartimos estos ocho trucos. Deja volar la imaginación y ¡A cocinar!

Frutas siempre frescas

Si vas a colocar fruta fresca en tus postres, lo mejor es rociarla con una gota de limón para mantener la coloración más viva. En caso de que necesites muy poco zumo, agujera el limón, el jugo saldrá por allí y no estropearás el limón entero.

Capas de chocolate perfectas 

Para que las capas de chocolate no se mezclen entre ellas cuando viertas una capa sobre otra, coloca la parte posterior de una cuchara y deja caer el chocolate, de modo que rebote y no caiga directamente sobre la capa anterior.

Aprovecha la crema batida

Al montar la crema batida es muy común que batamos en exceso, lo que separa la grasa y el suero. Si esto sucede, no tires la crema ya que una vez que elimines la grasa quedará una mantequilla casera que enriquecerá cualquier postre.

Merengue casero

Para hacerlo sólo debes batir las claras a punto de nieve hasta que adquieran cierta firmeza, luego basta agregar azúcar y terminar el merengue mezclando muy bien.

Pasta quebrada compacta

Métela al refrigerador para que se mantenga compacta y sea más sencillo utilizarla y moldearla.

Pasteles firmes

Para crear un pastel firme que aguante un betún pesado o el fondant, debes quitar por cada tres tazas de harina tres cucharaditas de la misma y sustituirlas por tres de maicena. De esta forma el pastel no se hundirá y podrás adornarlo como quieras.

Huevos siempre frescos

Cada que tengas que agregar un huevo a una mezcla rómpelo en un recipiente aparte, de esta forma si está en mal estado no contaminará el resto y será más fácil encontrar las cáscaras si alguna se cae.

Engrasa los moldes con manteca

La costumbre es engrasar los moldes con mantequilla y harina pero el inconveniente está en la delgada capa harinosa que queda en el pastel, además de que no siempre se despegan con facilidad. Intenta usar manteca en vez de mantequilla y será mucho más sencillo.