Receta del pastel helado de durazno de Mamá Celia
Animal Gourmet

Mi mamá Celia hacía de todo: vendía pollo lavado, hacía pozole y sopitos (platillo típico colimense), roscas de reyes, arroz con leche y pasteles. En mi primer cumpleaños -por supuesto que lo sé por una fotografía- me hizo un enorme pastel que era una cancha de futbol con sus 22 jugadores, dos porterías y el pasto era color verde (betún sabor limón, probablemente).

Sin embargo, hay un pastel que todos recordamos: el helado de durazno. Pasé gran parte de mi infancia con ella y sabía que alguien en mi familia cumplía años cuando me despertaba, abría el refrigerador y veía un enorme pastel blanco con duraznos arriba.

En los noventas, entró a un curso de cocina en el IMSS (sí, en el IMSS) y mejoró considerablemente sus recetas, al grado de terminar creando un recetario de más de 72 páginas y más de 100 platillos (editado y publicado por mis tíos informáticos).

A continuación, la receta del fabuloso pastel helado de durazno, el pastel de cumpleaños por excelencia en mi familia.

(Nota mental: las recetas fueron transcritas tal cual mi abuela las ponía en su recetario -a cursiva y con tinta azul-, probablemente esté escrito muy coloquialmente).

Pastel Helado de Durazno

Ingredientes

  • 8 huevos
  • 2 tazas de harina
  • 1 1/2 tazas de azúcar
  • 1 lata de leche clavel
  • 1 cucharada  de vainilla
  • 2 cucharadas de jerez dulce

Ingredientes para la crema pastelera

  • Litro y medio de leche bronca
  • 3 yemas
  • 4 cucharadas de maizena
  • 15 cucharadas de azúcar
  • 1 raja de canela

Ingredientes para el decorado

  • 1 lata de durazno en almíbar
  • 1 lata de leche nestlé
  • 50 gramos de nuez
  • 1 o 2 cucharadas de jerez dulce
  • 1 cereza

Procedimiento

Separar las yemas y las claras para el pan en un tazón, 5 yemas más 3 claras y 1 taza de azúcar. Batir las yemas a punto de listón, retirar la batidora, incorporar la harina revolviendo en forma envolvente con una cuchara de palo, una cucharada de royal alternando con chorritos de leche. Por último agregar las claras a punto de turrón, incorporar el jerez, agregar la vainilla y vaciar la mezcla en 2 moldes iguales con papel aluminio o engrasados.

Hornear 45 minutos a 180 grados. Ya cocido desmoldar sobre una charola, picar el pan con un palillo y agregar la leche nestlé con un poco de jarabe de durazno diluido en la leche hasta que se absorba.

CREMA PASTELERA

Poner a hervir la leche con el azúcar, canela y una pizca de carbonato durante 5 minutos. Sacar 1 taza de leche, ya fría, desbaratar las 3 yemas y agregar la maizena. Colar y agregar a la otra leche que estará fuera de la lumbre para agregarle lo que se coló. Sin dejar de menear retirar del fuego hasta que se le vea el fondo al cazo.

PARA EL RELLENO

Agregar una capa de crema pastelera y otra de durazno en cuadritos. Acomodar el otro pan encima. Picar y bañar con la leche nestlé sobrante. Cubrir con crema pastelera, alisar y decorar con nuez picada y durazno.