La temperatura perfecta para servir tu cerveza
Animal Gourmet
Menú del díaTips

La temperatura perfecta para servir tu cerveza

Por La Buena Cheve

La temperatura en la que servimos nuestra cerveza es crucial para su perfecto disfrute. Si está muy caliente, para empezar, es de pésimo gusto, levántate del bar y márchate, nah, no es cierto (bueno, sí), la cerveza se sentirá muy plana en todo sentido. Y si está demasiado fría sus olores, texturas y sabores se opacarán.

En términos más científicos, la American Homebrewers Association dice: “La excesiva baja temperatura en una cerveza disminuye la volatilización de los compuestos aromáticos y hace que estos permanezcan en la cerveza. Cuando estos compuestos no se liberan, cambian drásticamente el sabor y el aroma de la cerveza haciéndola parecer sin cuerpo e insípida.”

Entonces, con estas dos explicaciones nos queda más que claro que lo mejor es servir la cerveza a la temperatura correcta dependiendo el estilo para de esta forma sacar lo mejor de cada una. Así que, a continuación, te compartimos la temperatura adecuada para los estilos de cerveza más populares. ¡Tomen nota, amigos!

Pale lagers / Pilsners

La mayoría de las lagers y pilsners pueden disfrutarse de la mejor manera cuando son servidas en temperaturas entre 4 y 5°C.

Pale Ale

Con las Pale Ales las cosas tienden a ser más enfocadas al sabor, hay que resaltar sus notas frutales y cítricas que juegan un papel importante en el carácter del lúpulo y la amargura. Por eso, una Pale Ale es mejor cuando se bebe a, por lo menos 8, máximo 10°C.

IPA

Las IPAs tienen una gama tan amplia de sabores y subestilos que tratar de precisar una temperatura es imposible. Pero, como tenemos que poner un parámetro, lo mejor sería de 10 a  13°C: estas temperaturas permiten que todos los compuestos de sabor y aroma tropicales, críticos, herbales, etc, hagan su aparición sin problema.

Ámbar / Dunkel / Doppelbock

Para las lagers más oscuras como las Ámbar, lo mejor es servirlas entre el rango de 7 a 10°C. Las lagers más fuertes, como las Dunkel o Doppelbock, están perfectas a los 10°C.

Blonde Ale / Cream Ale

Debido a su cuerpo ligero, sensación en boca y grano, estas cervezas se disfrutan mejor en el rango de 5 a 8°C.

Stout / Porter / Black Ale

Este trío roasty se disfruta mejor si se sirve en un rango entre 8 y 12°C. Esas notas de café y chocolate de una típica Stout realmente se expresarán a los 10°C, mientras que las Imperial Stouts, al ser más expresivas y robustas en sabor, a los 12°C estará perfecta.

Cervezas de trigo

En general, estas cervezas se disfrutan mejor si se sirven entre los 4.5 y 7°C. Para las estilo Hefeweizen, que son más livianas en el sabor del lúpulo y más pesadas en los aromas a plátano y clavo impulsados ​​por la levadura, las temperaturas ligeramente más cálidas son aceptables.

Cervezas sour

En las cervezas sour, igual que en las IPAs, varía mucho la temperatura ideal para servirse. La acidez se intensifica a medida que la temperatura comienza a subir, por lo que servirlas entre 7 y 10°C es la mejor opción.

Claro que estos números no son exactos ni la regla estricta porque para poder disfrutar en totalidad el sabor de una cerveza entran muchos factores. La forma en que la transportan, el lugar en el que la almacenan, el vaso a utilizarse, son factores casi igual o más importantes que la temperatura en la que se va a servir. Y, al final del día, la temperatura puede ser simplemente, una cuestión de gustos. ¿Tú qué opinas?

Este texto es original de La Buena Cheve, un blog especializado en cerveza. Consulta aquí este y otros contenidos.