Tips para preparar guacamole y enchular tu receta clásica
Animal Gourmet
INGREDIENTESMenú del díaRecetasTips

Tips para preparar guacamole y enchular tu receta clásica

tips para preparar guacamoleTe tenemos los mejores tips para preparar guacamole. // Foto: Kjokkenutstyr https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=53560168

Recetas hay miles y cada quien tiene sus trucos para prepararlo. Y es que nos encanta porque puede ir con cualquier cosa: como salsa, acompañante o incluso solito dentro de una tortilla. Te tenemos unos tips para preparar guacamole y presumas tus dotes culinarios.

Su consistencia cremosa, el sabor delicioso del aguacate mezclado con los demás ingredientes y la versatilidad que tiene para comerlo son las razones por las que salivamos cada vez que pensamos en el guacamole.

Es un platillo tan universal en la cultura mexicana que seguramente hay más de una versión de su origen e historia. Lo que sí sabemos es que la palabra proviene del náhuatl y se consume desde entonces.

Te puede interesar:

Cómo el aguacate pasó de ser un anacronismo evolutivo a conquistar el mundo

14 recetas que debes saber cocinar si eres mexicano

La receta clásica

El guacamole es una salsa muy básica que consta de tres ingredientes principales: aguacate, tomatillo y chile.

Así es. Nada de cilantro, cebolla, jitomate ni ajo. ¿El motivo? Todos esos ingredientes no existían cuando surgió el guacamole.

El tomatillo se utiliza como conservador y medio ácido, lo cual va a evitar que el aguacate se oxide y además dará textura. Lo más recomendable es utilizar la variedad pequeña (el miltomate o de milpa) pues el sabor está más concentrado.

El chile por su parte, es el encargado de dar sabor junto con un poco de sal. La cantidad depende de tu resistencia al picante; en cuestión de variedades puede ser cuaresmeño, serrano, verde o de árbol.

Con el paso del tiempo se fueron agregando los ingredientes que hoy le dan personalidad al guacamole. Estamos hablando de cebolla picada y algo de cilantro.

El papel de la cebolla es dar textura crujiente y unas notas aromáticas a la preparación. El cilantro servirá para aportar sabor.

Si andas en búsqueda de una receta infalible, estás de suerte porque aquí está.

Los trucos para que no se ponga café

Sabemos lo valioso que es un aguacate fresco y por eso nos dimos a la tarea de buscar las maneras más eficientes para mantener tu guacamole verde y brillante, como recién hecho.

  • Tomatillo: más es más. Este truco es muy raro, sin embargo es bastante eficiente. Este ingrediente se utilizaba como conservador en la época prehispánica porque su acidez es un antiséptico natural y es antioxidante. El valor agregado es que va a dar una textura muy untuosa y rica.
  • Limón verde: el de cajón. Unas gotitas de jugo de limón van a evitar que se oxide el guacamole y van a agregar unas notas cítricas a tu receta. Si lo que buscas es eso, también te recomendamos que le eches un poquito de ralladura de la piel cuidando de no llevarte la parte blanca.
  • Dejar el hueso en la preparación: el mito urbano. Aunque quizás te dure un poquito más de lo que debería, poner el hueso en medio del molcajete donde está tu guacamole no tiene ningún fundamento científico para preservar tu salsa. Se ve muy bonito, así que puedes dejarlo como decoración.
  • Aceite de oliva: la capa protectora. Las grasas ajenas al aguacate crean una especie de película anti oxígeno que previenen que el ingrediente cambie de color. En cuanto termines tu guacamolito rocía unas gotas y revuelve. Además de prevenir el color café, va a darle otro sabor.
  • Refrigeración: el eterno aliado. Independientemente del truco que utilices, mantener tu guacamole frío te va a asegurar que estará mejor cuando lo quieras utilizar. Procura que una vez fuera no le dé el sol directamente.

Ideas para enchular tu guacamole

tips para preparar guacamole
Prepara tu guacamole como se te antoje pero nunca te olvides que el protagonista es el aguacate.

Nunca te imaginarías que hay recetas de guacamole que llevan más de quince ingredientes y está bien siempre y cuando respeten al protagonista: el aguacate.

El jitomate lo ponemos para dar color al guacamole y un sabor dulce extra. La verdad, es uno de los ingredientes que ya se volvió parte de la receta clásica en muchos hogares y nunca le haríamos el feo.

Para dar color también hay quienes ponen arándanos o granada roja. Si te gusta el contraste entre ácido y dulce, definitivamente te va a gustar hacer este experimento.

¿Te gustó el guacamole dulce? Agrega mango y la experiencia será completamente distinta a todo lo que te imaginas. Funciona mejor cuando le pones más limón o tomatillo.

Hay quien agrega leche o crema para dar untuosidad. Generalmente estas salsas serán más claras que el tono tradicional de un aguacate y no tendrá tropiezos.

Aunque suene a producto turístico, agregar insectos es un agasajo a tu paladar. Si utilizas chapulines tendrás un sazonador natural y un toque acidito que va perfecto con la cremosidad del aguacate.

Si lo que buscas es experimentar el umami, agrega gusanos rojos de maguey, sí, esos que usas para el mezcal.

Usa queso fresco para coronar tu guacamole. Si eres de sabores más fuertes, te recomendamos que le pongas de cabra.

Ármate tus taquitos de guacamole con lo que más se te antoje y platícanos ¿cómo enchulas tu receta?