Animal Gourmet
LugaresPostVIDEO

Uno de los mejores pozoles de la CDMX está escondido en la colonia Guerrero

Para llegar a una de las mejores pozolerías de la ciudad de México debes abrir bien los ojos. El Pozole de Moctezuma está en un edificio de departamentos en la colonia Guerrero y la única forma de acceder a él es tocar un timbre con un letrero diminuto que dice “Pozole”. Nada de marquesinas ni letreros gigantes.

Por muchos años este fue uno de los mejores secretos de la colonia Guerrero. Los comensales tenían la misión de pregonar su amor por este pozole verde entre familiares y amigos y hasta de llevarlos personalmente. Aunque ya es un secreto revelado, El Pozole de Moctezuma aún conserva su esencia misteriosa y la receta que lo hizo tan famoso.

La historia de este sitio comenzó en 1947, cuando la señora Balbina Valle, originaria de Iguala, Guerrero, migró a la ciudad de México y en la sala de su departamento comenzó a servir platos de pozole a sus paisanos. Poco a poco y a petición de los comensales, cada uno de los cuartos del departamento se llenaron de mesas y así nació el restaurante. Hoy, esta zona del edificio solo se abre sábados y domingos porque la parte principal de la pozolería está en la planta baja.

Al morir la señora Balbina, su hijo, Fernando Álvarez, heredó la receta y tomó las riendas del negocio junto con su esposa Herminia López. Con el tiempo, Herminia, su hijo, Guillermo Álvarez, y su nueva, Yolanda Garduño, se hicieron cargo de El Pozole de Moctezuma.

“En la receta original del pozole verde estilo Guerrero se utiliza cebolla, chilito, orégano, limón, aguacate y chicharrón, pero en otros lugares, como en la costa de Guerrero, le agregan sardina; en otros se le agrega huevo”, cuenta doña Yolanda, quien hoy está al frente de esta pozolería junto a su hijo Jerónimo Álvarez . “En Chilapa, por ejemplo, le añaden queso y huevo cocido, entonces lo que hacemos aquí es un compendio de todos estos ingredientes para crear nuestro pozole”.

Otro de los ingredientes que le ponen emoción a este pozole es el mezcal. Justo después de que el chicharrón abandona su textura crujiente para sumergirse poco a poco en el caldo y mezclarse con los otros ingredientes, al chef Jerónimo Álvarez, hijo de doña Yolanda, le pareció buena idea sumarle a la receta una cucharadita de mezcal guerrerense para potencializar los sabores del pozole.

El pozole verde estilo Guerrero es el sello de El Pozole de Moctezuma.
El pozole verde estilo Guerrero es el sello de El Pozole de Moctezuma.

Esta pozolería compra el maíz en la frontera de Guerrero y Morelos, lo nixtamaliza, lo despica grano por grano un día antes de servirlo y después pasa por un proceso especial de cocción. “En este momento revienta el maíz y dentro de la olla agarra un aspecto que parece espuma de mar”, cuenta doña Yolanda.

Ahora sí, lo más emocionante. El pozole se convierte en un espectáculo cuando alguna de las meseras llega a la mesa del comensal a prepararlo. Ahí mismo y con el pozole hirviendo y humeante, le añade un huevo -el cual se cuece de inmediato debido a que el pozole está a 90 grados centígrados al llegar a la mesa-, cebolla, chile, orégano, limón, aguacate, un par de sardinas picaditas, crujiente chicharrón y el toque final: ¡mezcal de Guerrero pa’ que amarre!

Además de este pozole especial puedes pedir el blanco y el tradicional pozole verde. 

Los pozoles de este gran lugar son “medianos” y “grandes”, aunque son más parecidos a “grandes” y “gigantes”, pues las porciones son bastante generosas, por ello los acompañamientos se piden aparte. Las tostaditas con crema no serían necesarias, pero aquí se vale ser goloso.

En el menú brillan los taquitos de chorizo estilo Tixtla hecho en casa, tan suave que casi se derrite en la boca, y los llamados tacos “Faltantes y sobrantes” -de sesos y de lengua-, bautizados así por un comensal que decía que cada quién se comía lo que le faltaba o lo que le sobraba.

La experiencia termina con un huevo estrellado, el postre de la casa. ¡No te espantes! Sabemos que con el pozole quedarás más que satisfecho, pero esta delicia es un dulce y cremoso arroz con leche que sostiene la mitad de un durazno en almíbar.

El Pozole de Moctezuma

Dirección: Moctezuma 12, colonia Guerrero.

Precio promedio: entre 130 – 150 pesos por persona.

Deja tu comentario: