#50SaboresMexicanos Vainilla, la dulce flor aromática - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Hace cerca de seis siglos, cuando los aztecas lograron dominar al pueblo tototanaca, recibieron como tributo el  tlilxochitl, una preciada planta muy aromática y de sabor dulce, cuyo nombre en náhuatl quiere decir “flor negra”, a  la que ahora conocemos como vainilla.

De esta orquídea de tallos largos y  flores verdes, originaria de México y Centroamérica, se obtiene la segunda especia más cara del planeta.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (SINAREFI), México fue durante casi tres siglos el único productor de vainilla a nivel mundial, sin embargo, durante el siglo XVIII se comenzó a cultivar en tierras europeas, lo que ha llevado a Indonesia y Madagascar a concentrar la mayor producción y a ubicar a nuestro país como el quinto productor del mundo.

El municipio de Papantla de Olarte en Veracruz es famoso por la calidad de su vainilla, incluso décadas atrás fue conocido como “la ciudad que perfuma al mundo”, ya que su característico olor a vainilla estaba presente a varios kilómetros. De este lugar proviene la única denominación de origen de esta especia.

Martínez de la Torre, Gutiérrez Zamora, Tecolutla y Poza Rica son también municipios de Veracruz donde se cultiva la vainilla, mientras que en Puebla destaca la zona de Cuetzalan del Progreso, Xochitlán de Romero Rubio, Ixtepec, Caxhuacán y Huauchinango. A nivel nacional se producen cerca de 420 mil toneladas.

Actualmente esta orquídea se encuentra en estado silvestre en el valle de San Felipe Usila en Oaxaca, la región de los Tuxtlas en Veracruz y la selva Lacandona en Chiapas.

El cultivo de esta vaina es muy delicado debido a su producción artesanal, sin embargo, enfrenta una gran competencia por parte de los sustitutos sintéticos, que son menos costosos y asemejan bastante el sabor -más no la calidad-. (Para saber cómo comprar vainilla sin fallar, da click aquí).

vainas de vainilla secado
La producción de vainilla se hace de manera artesanal lo que eleva su costo. // Foto: Creative Commons

Por su gran olor y dulce sabor, esta vaina es muy apreciada en la cocina mexicana, se emplea especialmente en la preparación de pasteles, panes, galletas, postres, helados, atoles y gelatinas.

La forma más sencilla para utilizar la vainilla natural es la siguiente: colocar una vaina en una tabla de picar, con la punta de un cuchillo cortar a lo largo de la vaina sin partir por la mitad, con el cuchillo retirar las pequeñas semillas del interior para agregarlas a la preparación. También puedes hacer esencia de vainilla casera.

Coge la vainilla y ponla sobre una tabla. Con la punta de un cuchillo haz un corte a todo lo largo pero atento, el corte debe ser superficial, de forma que llegue hasta al centro de la vainilla pero no llegue a cortar el lado que está apoyado en la tabla. Lo que queremos es abrirla no cortarla por la mitad.

100 gramos de vainilla contienen 51.4 calorías, 12.7 carbohidratos, 11 miligramos de calcio, 9 miligramos de sodio, 6 miligramos de fósforo y 148 gramos de potasio.

En inglés: vainilla  En francés: vainille 

Te compartimos la receta del atole de vainilla para que disfrutes de este sabor mexicano, no olvides utilizar vainilla natural.

Ingredientes

  • 2 litros de leche
  • 1 vaina de vainilla, abierta a lo largo
  • 1 pizca de sal
  • 150 gramos de fécula de maíz
  • 1/2 litro de agua
  • 1 lata de leche condensada
  • Azúcar, al gusto

Preparación 

Calentar la leche con la vainilla y la sal en una olla a fuego suave. Disolver la fécula de maíz en el agua y agregarla poco a poco a la leche hirviendo, sin dejar de mover

Verter la leche condensada y el azúcar. Dejar al fuego sin dejar de mover hasta que el atole obtenga la consistencia adecuada.

Servir caliente.