#RECETA Chiles ventilla de San Luis Potosí – Animal Gourmet
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial

Nosotros amamos el chile en todas sus formas, pero cuando probamos éstos que son de lo más nuevo que tiene la gastronomía potosina nos quedamos impactados.

Para empezar este no es un platillo milenario, aún no cumple siquiera cuatro décadas de nacido, pero no por eso es menos rico, ¡al contrario! Creemos con firmeza que quizá a nuestros bisnietos les toque comprobar que, en efecto, se transformó en toda una tradición no sólo potosina, sino mexicana. ¡Ojalá que sí!

El chile recibe su nombre de la comunidad en la que fue inventado, La Ventilla, ubicada en el municipio de Villa de Reyes, San Luis Potosí.

Esta cremosa suculencia fue creación de la socialité Martha Espinosa De Meade, allá en la gloriosa década de los ochenta, como una comida casera que preparaba para su familia y sus amistades.

Sin embargo, la fama le vino luego de que Enrique Torres, amigo de la familia y uno de los propietarios del restaurante “México de Frida”, lo descubriera y quien para nuestro beneplácito lo diera a conocer al mundo. ¡Vaya invento doña Martha, se merece usted nuestros respetos!

Con sus 21 años de existencia, el restaurante “México de Frida” es ya un consentido de turistas y locales que todos los días se dan cita para degustar sus delicias y vivir el folklor entorno a la artista.

Ingredientes

  • Chile ancho
  • Queso asadero
  • Crema natural
  • Leche condensada
  • Paprika

Preparación

  1. Se abren los chiles, se les retiran las venas y semillas y se remojan en agua caliente para suavizarlos.
  2. Se les quita la piel y se rellenan con el queso asadero.
  3. Luego se mezclan la crema con la leche condensada y se bañan los chiles con dicha salsa.
  4. Se hornean a temperatura media hasta que se derrita el queso pero cuidando que no se sequen.
  1. Se sirven y espolvorean con un poco de paprika.

Cuando se hayan devorado los chiles y se note que algo de crema sobra en el plato, es el momento de perder el estilo, tomar un pedazo de bolillo y limpiar hasta la última gota, el pa-ra-í-so.

chilesventilla1

Esta receta es parte del libro “De historias me echo un taco en San Luis Potosí”, de la colección Puebleando por los sabores de Hoteles Misión.