drag_handle

Secretos para preparar el arroz perfecto

Por Mariana Toledano

Repite en tu mente varias veces: ¡puedo preparar el arroz perfecto! ¡Puedo preparar el arroz perfecto! ¡Sí puedo! Ahora, toma nota de los siguientes consejos y seguro, te quedará perfecto.

Comencemos por lo más, arroz blanco. Una vez que domines la técnica podrás agregarle condimentos como cebolla, ajo o verduras en cubitos.

El principio básico: La receta de este plato es como una fórmula matemática, por cada taza de arroz que quieras hacer, necesitas dos de agua. Es decir, si quieres hacer una taza, pones dos de agua; si tienes dos de arroz, pones cuatro de agua; tres de arroz, seis de agua. ¿Listo?

Ingredientes

  • 1 taza de arroz
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharadita de aceite
  • 1 cucharadita de sal

Preparación

Remoja el arroz en agua tibia durante cinco minutos y escurre. En una olla mediana agrega todos los ingredientes de una vez, mezcla un poco. Coloca la olla a fuego alto y espera a que hierva.

No deberás mezclar de nuevo.

El punto clave: Aproximadamente cinco minutos después, el agua se evaporará. En el momento en el que el líquido se ha secado pero aún queda humedad en los granos, baja el fuego al mínimo y tapa la olla.

15 minutos después, el arroz deberá estar listo. Destapa la olla y prueba el grano, si no lo está, espera un par de minutos más y vuelve a probar.

Importante: Retira la olla de la hornilla, de lo contrario, se seguirá cocinando y quedará mal.

Información básica y útil

  • Elige una buena olla: Si a tu olla se le pega todo, olvídate de tu arroz. Usa una olla de tamaño adecuado a la cantidad que prepares.
  • Las estufas son diferentes: Por lo general los tiempos no varían mucho pero, si tu estufa es muy potente o muy débil vigila la cocción para que quede perfecta.
  • Baja el fuego a tiempo: Las primeras veces deberás prestar mucha atención para que no se pase el momento exacto, en cuanto se evapore, disminuyes el calor. Después podrás hacerlo casi en automático.
  • No olvides el aceite: Fórmula matemática, una cucharada por cada taza de arroz, si no, se pegará.
  • No lo mezcles: Típico error de principiante, si lo haces, el arroz quedará batido.
  • Agrega la sal que necesites: Empieza con una cucharadita, ya que lo pruebes puedes agregar más.

Una vez que domines esta preparación será momento de aventurarte a otras recetas como:

*Lee también: