Los puestos callejeros que no te puedes perder en la CDMX
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial
LugaresMenú del díaPost

10 puestos callejeros que no te puedes perder en la CDMX

Por Animal Gourmet

puestos callejeros

Si eres de esas personas que aman la comida rica, llenadora y accesible seguro quieres conocer estos puestos callejeros. Cada uno a su estilo, son verdaderas joyas gastronómicas que no te puedes perder en la CDMX.

Prepara tu estómago y ármate el tour gastronómico para satisfacer a los paladares más finos con platos vastos, baratos y muy buenos.

Te puede interesar:

Tortas chilangas: la magia de hacer que todo sepa bien dentro de un pan (y dónde probarlas)

Manual básico en defensa de las garnachas chilangas

Tacos el Paisa

Porque nos encanta el suadero y es una de las mejores comidas callejeras de la ciudad. El Paisa es reconocido por locales y foráneos como uno de los mejores lugares para venir a echarse un manjar y dejar al corazón muy contento.

Los favoritos son los campechanos que vienen con todo. Las salsas están llenas de sabor y hacen perfecto conjunto con el suadero que tarda en cocinarse de 3 a 4 horas.

Si eres de los aficionados a la tripa, no lo pienses más. Aquí la preparan doradita, en su punto para los paladares exigentes. 

Dirección: Joaquín García Icazbalceta #36 col. San Rafael

Tacos de bistec en la Condesa

Hay que llegar antes de las 15:00 horas porque transeúntes y oficinistas hacen fila larga, larguísima, y los tacos se acaban.

La especialidad son los tacos de bistec con nopales o papas fritas y queso. Con uno o máximo dos quedas satisfecho, pues la tortilla es más larga de lo normal y el bistec es una pieza completa.

No hay banquitos, así que tendrás que comer parado.

Dirección: Nuevo León, esquina Michoacán, colonia Condesa.

Esquites con tuétano

Cualquiera puede hacer esquites en caldo y venderlos como pan caliente en la calle pero hay quien le echa más ganitas para hacer cosas ricas.

Por más de cuarenta años ha estado este puesto callejero que no sólo los prepara con cariño sino con mucha creatividad. La explosión de sabor la da el tuétano y además puedes aderezarlos con su clásica mayonesa, queso y chilito -del que pica poquito-.

Hay que llegar temprano e ir con tiempo, eso sí. Empiezan a despachar a eso de las seis de la tarde y hay días en los que antes de las diez de la noche se acabaron los esquites.

Te recomendamos ir con hambre: las porciones pueden ser de medio litro, de litro completo o una charola que tiene además, pata de res.

Dirección: Eje Central Lázaro Cárdenas esq. Xola, col. Narvarte Oriente.

La esquina del chilaquil

No hay mucho que podamos decir de este puesto que no se haya dicho antes. Cata, La Güera, es la reina de las tortas de chilaquiles en toda la ciudad y el motivo lo descubres en la primera mordida.

Tanto es así que ningún restaurante a la redonda se aventura a ofrecerlos en su menú por miedo al fracaso rotundo.

En fines de semana se llena y la fila puede ser hasta de una hora, así que te recomendamos pararte temprano e ir con paciencia. El bolillo suave relleno de chilaquilitos con milanesa, queso fresco y mucha crema, pagarán el sacrificio.

Hay días en los que llevan más guisados como cochinita para que puedas coronar tu torta con ellos (por si te estabas quedando con hambre o no te parecían carbohidratos suficientes).

A Cata hay que caerle bien, hacerle plática y tratarla bonito. Entre albures y chistoretes, de cualquier manera va a cumplir tu antojo pero cuenta la leyenda de que la porción extra es un premio que hay que ganarse.

Dirección: Alfonso Reyes esq. Tamaulipas col. Condesa.

Tacos de mixiote en el tianguis de la Condesa

Todos los viernes hay tianguis sobre la calle Nuevo León en la colonia Condesa, y uno de los puestos consentidos es el de los tacos de mixiote de carnero, llenos de sazón, con la carne muy bien cocinada y unas tortillas bastante normalitas.

Unas gotas de limón, salsita roja y estos tacos son el cielo.

Dirección: Avenida Nuevo León 139, colonia Hipódromo Condesa.

Tacos Tony

puestos callejeros

Tres horas de cocción junto con longaniza, cebollitas y tripa hacen del suadero de Tony de los más ricos de toda la ciudad, haciéndole justicia a la colonia taquera por excelencia, la Narvarte.

Tienen la enorme ventaja de que abre a las 8 de la mañana y cierra a las 6 del día siguiente. Es decir, sólo cierran para lavar, surtir y preparar todo: funcionan prácticamente todo el día.

Entre albures y piropos, los taqueros ya te están esperando para servirte un campechano con todo. Aguas con las salsas que son muy picantes, son perfectas para bajarte la fiesta en caso de que lo necesites.

Dirección: Torres Adalid esq. Petén y Av. Universidad, col. Narvarte

Mariscos Virreyes

Este puestito en frente de la gasolinería de Virreyes e Iturrigaray en realidad se llama El Jarocho de la Lomas.

Más de 40 años en el negocio los han hecho expertos en mariscos, no es para menos y la fila enorme que se hace a la hora de la comida es prueba de ello.

Elliot Nez originario de Michoacán vino a la ciudad de México y comenzó el negocio, ahora su hijo lleva el negocio.

En su menú tienen cocteles de camarón, empanadas de mariscos, tostadas, quesadillas y filetitos capeados todo a precios económicos. Un coctel de camarón cuesta 60 pesos o un filete aproximadamente 15 pesos.

Para servir los cocteles utilizan envases de vidrio así evitan contaminar más, y si pides para llevar lo más recomendable es que lleves tus propios tupers.

Si quieres alcanzar a comer te recomendamos que vayas temprano o con tiempo porque las filas son largas. Su horario es de 11:00 a 16:00 de lunes a sábado y cada tercer martes del mes descansan.

Dirección: Boulevard de los Virreyes esquina Iturrigaray, Lomas de Chapultepec.

Facebook: @eljarocholaslomas

Tlacoyos Medellín

Saliendo de comprar tu mandado en el mercado de Medellín es momento de hacer una pausa y echarte un tlacoyo. Este puesto que se encuentra sobre la avenida tiene mucha historia, son décadas de estar en el mismo lugar.

Es un negocio familiar de hermanas que poco a poco ha involucrado a la siguiente generación. Un a verdadera ayuda para que todas tengan días de descanso al rolarse los días de trabajo.

El día de estas señoras comienza temprano, puedes encontrarlas desde las 7 de la mañana. Entre los alimentos que venden están los tlacoyos de haba, requesón y frijol y quesadillas (que pueden ir sin queso porque chilangos). Todo va con maíz azul y para completar hay nopalitos y salsas todo sazonado por sus propietarias.

Dirección: Medellín esquina Coahuila, Roma Sur.

Sopes y quesadillas Viaducto

Este negocio lo han visitado varios artistas incluidos los integrantes de Café Tacuba, ¿la razón? su sabor. Es un negocio familiar en donde doña Enriqueta se encargó de enseñarles a sus hijas Maru y Carmen los secretos de su sazón, son ellas quienes ahora llevan el negocio con más de 26 años de servicio.

Tienen un menú muy variado desde quesadillas fritas o asadas de pancita, picadillo y tinga, tostadas de pata, tacos de bistec hasta las dos estrellas de este negocio: las gorditas y los sopes. Tienen las gorditas clásicas de chicharrón pero también les puedes añadir bistec o quesillo y los sopes llevan longaniza además de frijoles guisados por ellas.

Los precios son accesibles, menos de 20 pesos cualquier cosa que pidas.

Su horario es nocturno, después de las 8 seguro las encuentras de miércoles a sábado.

Dirección: Viaducto Miguel Alemán casi esquina Torreón, Roma Sur.

Facebook: @quesadillasviaducto

Los milanesos

Aunque apenas tienen 10 años establecidos en el mismo lugar no siempre fue así, durante 18 años estuvieron mudando sus servicios cerca de la zona en donde hoy se encuentran.

Tienen 6 opciones de tacos que van con copia, tres empanizados y tres en guisados. Chicharrón en salsa roja, suadero en salsa verde y costilla de puerco en adobo son los guisados, mientras que los empanizados son de pechuga de pollo, jamon con queso y milanesa de res.

Andrés Betancourt, el dueño, ideó una manera para que las filas de varios metros que se hacen diario avazaran fluidamente, cada quien tiene una función. De las 12 personas en promedio que atienden los milanesos varios son familia.

Los milanesos no distinguen entre clientes porque hay de todo, desde repartidores, actores, estudiantes de la Anáhuac hasta policías o personas que van pasando.

te recomendamos ir temprano, hay días en que los guisados se acaban a más tardar a las 11 de la mañana.

El horario es de 7 am a 4:30 pm de lunes a sábado. Cada taco cuesta 19 pesos.

Dirección: Calle Glaciar 121, Olivar de los Padres.

Facebook: @losmilanesos