drag_handle

La historia del aguachile y una receta para disfrutar en casa

Por Paloma García Castillejos

Cuando hace calor (y cuando no, también), vale la pena tener a la mano una buena receta de aguachile. Y aunque su historia y origen son muy distintos a como lo conocemos hoy, vale la pena saber de dónde viene para experimentar en casa y disfrutarlo con unas tostadas y una cheve.

¿Te gusta de pescado? ¿Más bien de camarón? ¿Qué tal con callo? ¿Y de carne? ¡Se vale!

Agüita de chile… y nada más

De acuerdo con Benjamín Castro, camaronero de la región de Celestino Gasca en Sinaloa, el aguachile, por más que le duela a los costeños, tiene su origen en el interior del estado.

Resulta que es producto del hambre de las personas de la montaña y surgió para conservar y aprovechar ingredientes de la región: carne seca -de res-, limones y el chiltepín; esta última es una variedad de chile piquín que crece de forma silvestre en las orillas de los ríos.

Era más bien una comida de pastores y campesinos. Para darle sabor a la carne armaban una agüita de chile: exprimían limón y sazonaban con sal y chile. Nada más.

Por fácil y sabroso, se convirtió en todo un estandarte. Pronto llegó a la costa y fue cuando aprovecharon el camarón azul -tan endémico de la Bahía de Altata- y también los callos y almejas sonorenses.

Hoy en día las recetas se han multiplicado… y no es queja. Existen aguachiles de todos los colores: verdes, rojos, incluso negros. Con carne de res, pescado o marisco.

Prepara esta receta de aguachile

Te compartimos la receta de Benjamín, que es parecida a la que prepara la chef Lula Martín del Campo en su restaurante Marea. Le pone un par de cositas más para amenizarlo y es sabrosísimo.

marea restaurante

Foto: Paloma García Castillejos

Ingredientes receta de aguachile de camarón (4 porciones)

  • 600 gramos de camarón azul limpio
  • 1 cebolla morada
  • Un pepino
  • El jugo de 8 limones
  • Sal de Colima
  • Chiltepín al gusto

Procedimiento

  1. Cortar la cebolla en julianas delgadas.
  2. Pelar el pepino y cortarlo por la mitad, a lo largo. Sacar rebanadas delgadas.
  3. Quitar la piel a los camarones y limpiar bien.
  4. Mezclar todo en un recipiente y exprimir el jugo de limón. Dejar macerar por cinco minutos. Incorporar el chiltepín en hojuelas y un poco de sal de Colima.
  5. Servir en un plato. Terminar con más chiltepín y sal.