Animal Gourmet
PostTips

¿Sabes manejar los palillos? 6 claves para comer con soltura en un japonés

Nos encanta la cocina japonesa pero nos asustan los palillos. Tampoco somos muy hábiles mojando el sushi en la soya y nos da vergüenza sorber el ramen… Estas son seis claves para que estés cómodo en una mesa japonesa.

¿Cómo y dónde se ponen los palillos en la mesa?

Los dos palillos, que siempre van juntos y nunca se separan, llegaron de China a Japón en el siglo VII. Reciben el nombre de hashi, y su uso está sujeto a un conjunto de reglas no escritas que se consideran “de buena educación”. En Japón se colocan en la parte superior o inferior del plato, en línea paralela con el borde de la mesa, es decir en sentido horizontal. Si se situaran a la derecha del plato, en sentido transversal, tal y como se ponen los cubiertos en Occidente, se caería en una falta de respeto hacia los comensales con los que se comparte mesa, ya que, sin querer se les estaría señalando. Sin embargo, en China -y en otros países asiáticos- lo habitual es situarlos del mismo modo en que nosotros colocamos la cuchara y el cuchillo.

Así NO.
Así SÍ.

¿Cómo se cogen los palillos?

Esta que muestra la fotografía es la forma correcta de coger los palillos. El dedo pulgar sirve de apoyo, debe situarse de manera transversal, mientras que el índice es móvil, con él se mueve el palillo de fuera, mientras que el interior apenas tiene movimiento, de forma que ambos trabajan como si fueran una pinza. Lo más elegante es cogerlos desde arriba -lo mismo que sucede con los cubiertos- pero se necesita habilidad y mucha práctica.

Los palillos nunca se pinchan en la comida, ni se escarba con ellos en el bol

Para un oriental en general y un japonés en particular, resulta terrible ver un palillo pinchado en la comida ya que le recuerda los ritos funerarios. Por eso en la mesa es de buena educación no clavar los palillos y no emplearlos para trocear la carne o el pescado, que deberían estar cortados de tal modo que no fuera necesario hacerlos más pequeños, ni para coger la pasta, que debe enroscarse poniendo los palillos de forma transversal, ni para rebuscar ingredientes con ellos dentro de un bol. Tampoco se chupan, ni se emplean para mojar en salsas u otros aderezos.

¿El sushi se come con palillos o con la mano?

Aunque no se considera incorrecto comer los niguiris con los palillos es más habitual -y mucho más fácil para un occidental- comer el niguiri sushi con la mano. Sea de una u otra forma, lo que sí es imprescindible es dar la vuelta al niguiri para mojar el pescado en la salsa de soya, nunca el arroz. La salsa de soya se utiliza para aportar un punto de sal al pescado, nunca al arroz que ya viene condimentado con azúcar y vinagre.  Una vez que el niguiri se ha mojado se le da la vuelta otra vez para comerlo. Tanto giro de muñeca complica mucho la cosa, pero será cuestión de entrenar.

Así NO.
Así SÍ.
Así SÍ.

Meter la cara en el cuenco

A todos de pequeños nos decían: la comida va a la boca, no la boca a la comida, ¿verdad? Pues en Japón y en toda Asia es justo al revés. Acercar la cabeza al plato, hasta el extremo de meter la boca en él es una práctica habitual. De otro modo sería imposible comer el arroz con palillos.

Sorbe el ramen y sé feliz

Ramen, soba, udón… Da igual, comiendo cualquiera de las variedades de caldo con pasta que hay en Japón se puede sorber. Todos lo hacen por dos razones, una es enfriar el líquido cuando entra en la boca -en Japón les gustan las temperturas extremas, o muy frío o muy caliente- y la segunda porque cuando se sorbe se saborea mejor -por eso lo hacen los catadores de vino, de café, de aceite…-. El aire oxigena la comida y hace que los sabores se expandan. Si haces ruido nadie te mirará mal, así que a sober sin miedo.

Nuestro agradecimeinto al restaurante Takumi de Marbella y a su propietaria que nos ayudó a hacer las fotos con las posturas correctas y nos explicó detalles que desconocíamos.

Deja tu comentario: