¡Adiós a la carne! 7 alimentos para sustituirla - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial

Cada día escuchamos a más gente optando por no comer carne. No se trata necesariamente de ser vegetariano sino simplemente hay personas que no disfrutan el sabor, la consideran de difícil digestión o su filosofía de vida prefiere no ingerir este tipo de proteínas animales.

La carne sin duda es un alimento rico en proteínas y minerales como el hierro, el zinc, el fósforo o el calcio, que si bien son elementos que deben que formar parte de la dieta de un individuo, pueden ser sustituidos.

Aquí les enlistamos algunas opciones que aportan nutrientes similarmente benéficos a nuestro organismo como opción para aquellos que quieran variar su alimentación.

Legumbres

Tienen del 20 al 25% de su peso en proteína, incluso contienen más proteínas que cualquier otro vegetal. Los garbanzos, los frijoles o las lentejas son una buena opción por su muy variada posibilidad de ser preparados como platillos que sustituyan la carne. Sopas, estofados o guisados como entradas o plato fuerte. Para que se den una idea, una sopa de lentejas es comparable con una porción de un buen T-bone.

Nueces y frutos secos

Las almendras, nueces de la india, pistaches y dátiles son productos con alto contenido de proteínas y nutrientes. Contienen grasas “buenas” que reducen los niveles de colesterol y de triglicéridos en la sangre además de que son digeridos lentamente, por aquello de permanecer un buen rato sin hambre para los que quieren adelgazar. Podemos enlistar un sin número de recetas con nueces sin embargo, no hay nada más rico que comérselas tal cual (y en ensaladas son deliciosas).

Huevo

Una mujer promedio necesita cerca de 50 gramos de proteína al día. Un huevo nos aporta unos 7.5 gramos de proteína, así que es un estupendo sustituto de la carne. El huevo en todas sus versiones para desayunar es buena opción siempre y cuidemos su consumo debido al alto grado de colesterol que tiene, pero las claras son fantásticas y, nadie podemos negar que todo con huevos sabe mejor, como alguna vez le escuchamos al chef de Laja, Jair Téllez.

Cereales

Arroz, avena, trigo, centeno, cebada, y sus múltiples formas de cocinarlos hacen de los cereales una estupenda opción para adquirir nutrientes que dejamos de consumir cuando no comemos carne. Se recomienda consumir cereales integrales que conservan más nutrientes.

Tofu

Este alimento ancestral que se logra a partir de la leche de soya fermentada y cuajada, indispensable en la cocina asiática, se suele encontrar empaquetado o refrigerado. Con textura firme o blanda, el tofu tiene un sabor suave que se presenta generalmente en forma de queso y en algunas ocasiones como hamburguesas. Es un ingrediente fundamental en la dieta de los vegetarianos y un elemento indispensable en la cocina japonesa.

Quinoa

Además de  que está de moda, éste pseudocereal proveniente de países sudamericanos es muy conveniente para personas que han decidido vivir sin comer carne debido a su alta concentración proteínica. Hay muchas recetas para cocinar platillos deliciosos con quinoa. A nosotros nos gusta usar el grano como usas un arroz bomba para hacer un risotto. Cuentan que los guerreros incas, por ejemplo, alimentándose solamente de quinoa sobrevivían largas temporadas de guerra.

Atún

Dejar la carne no significa privarnos de este delicioso producto del mar y rey de las proteínas. Es rico en omega-3 y tiene más vitaminas y minerales que otros pescados lo cual lo hace aún más atractivo. Crudo, asado, como botana, en ensaladas o en platos fuertes, el atún es un pez de sabor noble que combina con muchos ingredientes.