¡No consumas vino mexicano! (que no pague impuestos) - Animal Gourmet
Animal Gourmet

Se tiene la percepción que el vino mexicano paga más impuestos que los vinos extranjeros, falso; ambos vinos pagan dos impuestos fundamentales: el IVA y el IEPS.

Hablando únicamente de vino mexicano, al momento de comprar una botella se paga el IVA (Impuesto al Valor Agregado) —cuya tasa asciende a un 16%— y el impuesto de los vicios, el IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios), cuya tasa varía dependiendo del nivel de alcohol que contengan las bebidas.

Los vinos y la cerveza, al ser bebidas de baja graduación alcohólica, pagan una tasa menor que asciende al 26.5% sino pasa de cierto porcentaje alcohólico. Es decir, por el vino mexicano que ustedes compran se paga 40% de impuestos al Estado. Esta situación no ayuda mucho a fomentar el consumo de vino en México.

Algunos productores de vino nacional se quejan para bajar los impuestos aplicados al vino mexicano y, en consecuencia, se consuma una cantidad mayor. Sin embargo la situación es mucho más compleja.

Quienes gustan el vino y en particular del mexicano —cuyos productores cada vez se esfuerzan más por hacer vinos de mayor calidad—, cuando compran una botella de vino nacional que tiene el marbete correspondiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, contribuyen a que ese dinero regrese al campo mexicano, específicamente al sector vitícola.

Curiosamente las grandes casas productoras de vino prefieren no quejarse sobre el asunto. Sin embargo existen pequeños productores que se quejan sobre los excesivos impuestos pagados pero algunos de ellos no muestran en sus botellas el marbete oficial, lo cual implica que no están pagando impuestos. Es decir, están violando la ley.

Por eso ¡NO CONSUMAS VINO MEXICANO! …que no tenga el marbete de la Secretaría de Hacienda. No tenerlo significa que ese productor evade impuestos, acción que según la legislación mexicana es un delito; probablemente, esos productores tampoco están al corriente de contribuciones tan importantes como las aportaciones de seguridad social y vivienda en perjuicio de sus trabajadores.

Comprar esos vinos mexicanos es fomentar la informalidad y apoyar a empresarios que producen vino ilegalmente. Los productores de vino mexicano que pagan impuestos —que son la mayoría—, pegan el marbete en sus botellas.

Apoyemos la legalidad y al campo mexicano al comprar vino producido legalmente. Por eso cuando pienses en vino, decide por México. ¡Salud!

*René Rentería es sommelier certificado de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana Competencia Laboral del Vino. Ha tomado varios cursos sobre vino en Francia, España, Suiza y Estados Unidos. Actualmente se desempeña como Fundador y CEO de RR Wine Consulting & Training y colabora en diversos medios de comunicación.