Alelí o el arte de hacer un nuevo menú todos los días
Animal Gourmet

Los chiles en nogada y la cocina del mes patrio

Ir al especial

Alelí es un híbrido entre una fonda mexicana y un restaurante hecho y derecho. Éste es el proyecto relajado del chef Oswaldo Oliva –también cabeza de Lorea, el hermano elegante, de alta cocina- que busca retar al comensal con propuestas nuevas todos los días y animarlo a acompañar sus alimentos con vino.

En la comida, la propuesta de Alelí es como la de una fonda. El menú del día lo encuentras en los pizarrones y punto. No hay carta. Diario tienen cuatro entradas, dos platos fuertes, dos opciones de guarniciones y tres postres que pretenden enamorar el paladar de todo aquel que visite la colonia Roma.

Oswaldo y su equipo crean el menú todos los días con base en los productos más frescos disponibles, de temporada. Hoy pedimos una abundante pasta fresca con salsa de jitomates asados y parmesano, unos muslos de pollo marinados con jocoque y unos ñoquis de plátano, pero no podemos asegurarte que cuando vayas encuentres alguno de estos platos, porque el sello de este restaurante es el cambio.

Muslos de pollo marinados en jocoque y guarnición de ñoquis de plátano.
Muslos de pollo marinados en jocoque y guarnición de ñoquis de plátano.

No te preocupes. Si te enamoras de algún plato claro que existe la posibilidad de que lo vuelvas a probar, solo será cuestión de suerte.

Eso sí, lo que siempre está disponible es el cheesecake asado, el postre estrella del pizarrón y quizá el mejor que hemos probado últimamente. Es suave y tan cremoso que de pronto el queso en su interior se derrite y se combina con las fresas con crema que vienen como guarnición. Maravilla total y absoluta que se acompaña con un buen café americano (o el que quieras).

Cheesecake asado y fresas con crema.
Cheesecake asado y fresas con crema.

Todos los días Oswaldo prepara pasta fresca o arroz y ofrece pan de masa madre, calientito, que compra a productores orgánicos que venden sus delicias en el Mercado el 100.

En otro pizarrón encuentras las sugerencias de los vinos para el menú del día, con las especificaciones del tipo de uva y la región de la que provienen. No tengas reparo en preguntar a los amables meseros qué tipo de vino le va a tu entrada, tu plato fuerte e incluso al postre, ellos te harán un par de preguntas y luego las sugerencias. Tú cuestiona, atrévete y disfruta tus platos con una buena copa de vino.

Además, Alelí también es un excelente lugar para desayunar. Para esta hora del día, el restaurante sí cuenta con una carta, pequeña, pero grandiosa. Hasta el momento, los más pedidos son el tamal con espinacas y queso rallado, el sándwich de quesos asados y la machaca casera con dos huevos estrellados, papa frita y salsita roja.

El servicio de Alelí funciona para desayunos y comidas.
El servicio de Alelí funciona para desayunos y comidas.

Alelí es una bocanada de aire fresco para el chef Oswaldo Oliva, un cocinero mexicano que llegó a España y pasó más de siete años en la cocina de Mugaritz, uno de los mejores restaurantes de España y el mundo.

En Alelí, un lugar con hermosas paredes decoradas con platos que son muestras de amistad de cocinero a cocinero, el comensal encontrará a un Oswaldo Oliva más relajado, cotidiano y consentidor, mientras que en Lorea apreciará el lado más creativo, retador e inteligente de sus creaciones.

De Lorea ya les contaremos más adelante.

Alelí

Dirección: Sinaloa 141, colonia Roma. Solo abre para desayunos y comidas.

Facebook: facebook.com/aleliroma

Instagram: instagram.com/aleliroma