¿Cómo corregir el sabor de la comida salada?
Animal Gourmet
Post

¿Cómo corregir el sabor de la comida si se sala?

Ya sea por las prisas, un despiste o un accidente, a todos se nos ha pasado la mano con la sal. Cuando probamos un plato arruinado por el exceso de este ingrediente, lo primero que pensamos es ¿qué hacer para enmendar nuestro error? 

Aunque a veces solucionarlo es complicado porque implica tiempo y esfuerzo extra, es bueno saber que ese platillo no tiene por qué acabar en la basura.

Así que no te compliques más. Si el sabor de la sal es el que prevalece en ese guiso que tanto te costó hacer, aquí te damos algunos consejos que el chef Jorge Córcega, creador e impulsor de La Ruta de la Milpa, nos compartió para solucionarlo.

¿Cómo solucionarlo?

  • Si se trata de caldos, poner una papa cruda o un pan al momento del cocimiento hará que en el proceso la papa o el pan absorban el excedente de sal. Al final puedes dejarlos o retirarlos.
  • Cuando los frijoles o el arroz son los desafortunados salados, se les puede agregar agua si el exceso de sal no es demasiado o enjuagarlos en caso de que sea necesario, dejándolos escurrir por varias horas. Otra opción es agregar frijoles o arroz sin sodio.
  • En carnes como res y cerdo, casi siempre se salan de la superficie, así que puedes retirar la cubierta -la costra que resulta cuando los pones al fuego-. Ojo, este consejo no funciona para los pescados porque se rompen; la opción aquí es prepararlos de otra forma, como ceviche o en tacos.
  • Cuando el pollo se pasa de sal siempre va a quedar retenida en la costra. Quitando la piel se puede utilizar lo demás. Si ya está en caldo, para no echarlo a perder la solución es agregar más verdura y agua. 
  • En salsas, la opción es agregar más de los ingredientes –puré o jitomate-; también se puede agregar agua o limón.
  • Con las cocciones hechas en salazón como los nopales, que se pueden llegar a salar, la solución es enjuagarlos y dejarlos escurrir.
  • Cuando el huevo queda salado hay que prepararlo en otra cosa o agregarle más de los ingredientes que lleva. Más jitomate, más cebollita…Tú dices.
  • En el caso de las verduras, enjuagarlas al chorro de agua fría funciona muy bien.
  • Cuando se trata de anchoas, remojarlas unos minutos y secarlas después con papel absorbente funciona a la perfección.
  • Si es un aderezo o vinagreta agrega un poco de orégano.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de 5 gramos de sal al día. Sin embargo, la mayoría de las personas ingiere casi el doble de esta cantidad diariamente. Aquí te recomendamos algunos tips para sustituir la sal al momento de cocinar:
  • Sazonar con especias y hierbas aromáticas
  • Cocinar los alimentos al vapor
  • Utilizar sal marina

Recuerda que algunos alimentos son salados por naturaleza, como los embutidos, por lo tanto desde antes de añadir sal, debes probar si es necesaria o no. 

Es necesario evitar el exceso de sal en nuestros alimentos porque conlleva riesgos para la salud como hemorragias cerebrales, insuficiencia cardíaca y renal, falta de calcio, sobrepeso y asma, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que también motiva a los consumidores a elegir el producto con menos sal revisando su nivel de sodio en la etiqueta.