drag_handle

¿Insomnio? Estos alimentos te ayudarán a dormir mejor

Por Animal Gourmet

Hay alimentos que afectan la química cerebral: unos pueden hacerte sentir relajado, mientras que otros pueden provocar que no pegues pestaña ni un instante.

Olvídate de los alimentos ultra calóricos para antes de dormir; entre más cargada de azúcar y grasas esté tu cena pondrás a trabajar más tiempo a tu sistema digestivo y nervioso, por lo que tu cuerpo seguirá activo aunque tus ganas de dormir sean enormes.

Para tener una mejor noche de sueño trata de añadir algunos de estos alimentos a tu dieta.

Plátano 

El plátano es rico en potasio y magnesio, nutrientes que actúan como relajantes musculares naturales.  También contiene el aminoácido L-triptófano, que se convierte en 5-HTP en el cerebro y a su vez se transforma en serotonina (un relajante neurotransmisor) y melatonina, la  hormona del sueño.

Hummus

Los garbanzos son ricos en vitamina B6,  importante nutriente para la producción de melatonina, la hormona del sueño. Junto con la albahaca, que se ha utilizado durante siglos en la medicina herbal occidental como un sedante suave, crean el aperitivo ideal para antes de dormir.

Jugo de cereza

Las cerezas son una fuente natural de melatonina y triptófano, perfectas para inducir el sueño. De acuerdo con esta investigación de la Universidad Estatal de Luisiana, beber jugo de cereza con regularidad puede ayudarte a ganar un promedio de 84 minutos adicionales de sueño dichoso cada noche.

Ya que son muy caras, aprovecha la temporada de cereza para abastecerte y hacer jugos naturales que te llevan a los brazos de Morfeo.

Kiwi

El  kiwi es un arma contra las noches. Esta fruta tiene un  alto nivel de antioxidantes y serotonina. En un estudio que analizó los trastornos del sueño de los adultos, se demostró que comer kiwis una hora antes de irse a la cama no solo ayuda a la gente a dormir más rápido, sino también a permanecer dormida más tiempo y más profundamente.

Leche vegetal

La leche caliente tiene una larga tradición como remedio para el sueño, especialmente en niños. Sin embargo, para los adultos la lactosa puede ser un problema (habría que elegir entre dormir bien o el bienestar de tu sistema digestivo).

Pero hay una solución. Las bebidas a base de plantas, como la leche de almendras o nueces, funcionan de la misma manera que la leche entera de vaca porque también son ricas en proteínas y tienen ese sabor cremoso y lactoso que tanto gusta. Cuando se calienta, la leche ayuda a elevar la temperatura interna del cuerpo, lo que puede calmarte y relajarte. Además, el calcio tiene un efecto relajante en el sistema nervioso, lo cual ayuda a disminuir el estrés que pasaste durante el día y dormir como un bebé durante la noche.

Té de manzanilla

El té de manzanilla que proviene de una planta con pequeñas flores como margaritas tiene muchas propiedades curativas como antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y sedantes, y es famoso por su reputación como un ayudante para dormir. Su efecto sedante proviene de un flavonoide llamado apigenin que ayuda a crear una respuesta calmante en el cerebro para inducir un momento de somnolencia.

Pistaches

Los pistaches son inductores del sueño gracias a su proteínas, vitamina B6 y magnesio, nutrientes que contribuyen a un mejor y profundo sueño. Sin embargo, es importante no excederse de los 28 gramos, ya que los pistaches son altos en calorías y pueden tener el efecto inverso de mantenerte despierto.

Avena

La avena es un carbohidrato complejo que provoca un aumento en el azúcar en la sangre, que a su vez provoca la producción de insulina y la liberación de sustancias químicas cerebrales que inducen el sueño. La avena también es rica en vitamina B6, una vitamina contra el estrés, y la melatonina. ¿Qué tal te parecería un platito de avena caliente con kiwi y leche de almendras?