¿Qué debemos comer en invierno? (según dos filosofías asiáticas)
Animal Gourmet
Menú del díaTips

¿Qué debemos comer en invierno?

Por Valeria Enríquez (@ser_sustentable)

¿qué comer en invierno?

Existe un vínculo irrompible entre la alimentación y la salud, y en muchas culturas y medicinas tradicionales, la alimentación incluso tiene que ver con estaciones del año, climas, cualidades, especificaciones de los ingredientes y otras variables que quizás nunca hubiéramos imaginado.

La medicina tradicional china y el ayurveda son bellos y claros ejemplos de la incorporación del todo en la salud humana, teorías donde somos considerados como un sistema donde se aplica el somos lo que comemos y también la premisa de que todo lo externo tiene repercusiones internas y viceversa.

Sabiduría china

La medicina china enseña a vivir en armonía con las cinco estaciones que desde esta teoría se conciben como: invierno, primavera, verano, verano tardío y otoño.

Cada estación tiene diversas y complejas asociaciones y existen hábitos que se pueden incorporar o cambiar para crear mejor balance entre nuestro cuerpo y el ambiente exterior.

Cuando se desarrolló la medicina china hace miles de años, las personas vivían evidentemente en completa armonía con la naturaleza; las personas comían lo que crecía en cada estación.

Ahora, con la dieta moderna tan poco saludable (por decir lo menos), puedes encontrar productos disponibles todo el año que son cultivados artificialmente gracias a tecnologías y químicos que tienen impactos dañinos en nuestro cuerpo.

La filosofía de la alimentación desde la medicina china recomienda que consumas alimentos nativos libres de químicos y una de sus creencias primarias es que si logramos armonizarnos con las estaciones del año podemos estar más saludables y prevenir enfermedades.

El invierno está asociado con el elemento agua y el órgano que maneja este elemento es el riñón. Para fortalecerlo, el descanso es fundamental, por ello algunas especies animales hibernan.

A los riñones también se les puede fortalecer con la alimentación, principalmente con lechugas, nabos, berros, apio, espárragos, alfalfa, zanahorias, centeno, avena, quinoa, amaranto, cáscaras de cítricos, cola de caballo, raíz de achicoria, miso, salsa de soya, algas marinas, granos enteros, nueces, avellanas y frijoles negros.

Casi todos los alimentos negros nutren los riñones, como las semillas de ajonjolí negro, por ejemplo.  

Por otra parte, los alimentos frescos que naturalmente crecen en invierno y que son recomendados por la medicina china son calabazas, papas, vegetales de raíz, zanahorias, nabos, poro, camote, betabel, ajo, col, champiñones, manzanas y peras.

La preparación es otro tema importante. En invierno nuestro cuerpo necesita alimentos que calienten nuestro organismo, por lo que se recomiendan todo tipo de caldos y sopas idealmente cocinadas con huesos para favorecer la absorción de nutrientes.

El caldo de huesos se recomienda cada vez más en medicinas complementarias y alternativas para ayudar a regenerar la flora intestinal privilegiando el rol que ésta tiene en nuestro sistema inmune y para aliviar problemas de inflamación y articulaciones, principalmente.

Los riñones también se fortalecen con alimentos cocidos por más tiempo, con menos fuego y menos agua para que acumulen el calor que pueda transmitirse al cuerpo cuando lo ingiere.

Algunas cosas que dañan los riñones, según el enfoque de la medicina china y que sobre todo en invierno debes evitar, son comer mucha sal, no tomar suficiente agua, cualquier exceso, (sí, cualquiera), el miedo y el estrés.

Y desde la India, el ayurveda

Otra medicina que también aborda la vida y la salud como un todo y que se le conoce como “la ciencia de la vida” es el ayurveda, cuyo origen viene de la tradición védica, el sistema médico tradicional de la India. Su fundamento es una percepción holística sobre la mente, el cuerpo y el alma.

En este sistema los alimentos son la medicina que tiene el poder para sanar cualquier enfermedad. Según John Douillard, experto y docente en el tema, la naturaleza nos otorga el antídoto a la sequía del invierno en los alimentos que se nos antojan y que son abundantes en esta etapa del año.

Desde este otro enfoque, en invierno se recomienda comer alimentos calientes que para el ayurveda tienen que ver con la naturaleza interna de cada producto y el efecto que genera en el cuerpo.

Cada alimento particular tiene un efecto que calienta o enfría el interior de nuestro cuerpo y que tiene un impacto en el metabolismo y digestión.

Un punto curioso es que desde la medicina ayurveda no hay una relación directa entre la temperatura física de un alimento y su naturaleza interna. Por ejemplo, el helado entra en la categoría de alimentos calientes.

El ayurveda recomienda mantener el cuerpo calientito en invierno y comer más nueces, semillas, granos, sopas y estofados, muy similar a las recomendaciones de la medicina china.

Además, alimentos con más proteína y más grasa que sean más densos y protejan al cuerpo ante el clima frío y seco. No importa que hagas reserva de un par de kilos con tal de estar saludable y con un sistema inmune fuerte.

Los mejores alimentos para el invierno son…

Según el ayurveda:

  • Todos los vegetales que crecen debajo de la tierra como los recomendados por la medicina china, ya que tienen muchos nutrientes y son ricos en fibra, minerales, vitamina A, vitamina c y antioxidantes.  
  • Alimentos con más grasa como pescados de aguas frías que sean ricos en omega -3, cocinar con más aceite de oliva, de coco, mantequillas puras o ghee.  
  • Alimentos con más proteína. Se puede aumentar un poquito el consumo cárnico, o bien, las fuentes alternativas de proteína como nueces, semillas, algas, yogurt y huevos (intenta que sobre todo los lácteos y huevos que consumas sean libres de hormonas y preferentemente orgánicos).
  • Alimentos fermentados. La fermentación que justo se llevaba a cabo para preservar las verduras durante el invierno fortalece la flora intestinal y por ende nuestro sistema inmune en invierno.
  • Más fibra. Estos alimentos son abundantes en el verano y el invierno y promueven la salud intestinal, ya que la fibra es purgativa y ayuda a limpiar el organismo de todo lo acumulado en las estaciones previas del año. La obtienes del trigo, semillas, granos, centeno, arroz y manzanas. Curiosa y sorprendentemente, dice Douillard, la enzima que tenemos en el organismo para digerir el trigo aumenta en esta etapa del año.
  • Otros alimentos calientes desde el ayurveda son las naranjas y mangos; especias como la mostaza y hierbas como el orégano, la menta y la albahaca.

Tenemos una rica diversidad de alimentos que podemos consumir en este invierno. Ya sabes algunos básicos para armonizar con el frío y mantener tu cuerpo y tu alma calientita. No hay pretextos.

¡A cocinar!

15 recetas de sopas calientitas.

Desde hongos hasta curry tailandés, prueba estas sopas para soportar el clima frío.

Aprende a preparar lentejas con estas siete recetas.

Tres recetas para hacer noodles en casa.