Aunque no lo creas, la cáscara de café ¡también se bebe!
Animal Gourmet
INGREDIENTESMenú del día

La cáscara de café ¡también se bebe!

Cáscara de café

No cabe duda que todo nuestro amor al café ha ido en crecimiento. Innovar con esta bebida es siempre un deber y la cáscara de café es un ejemplo de ello.

Y ¿con qué se come o cómo se bebe? Bueno, vámonos por partes.

El café es la semilla del fruto del cafeto y está en el centro de este fruto. Por esta razón es necesario “pelar” la cereza -como es llamada-.

También te puede interesar:

-Los procesos del café: lavado, honey y natural.

-Café for change: un proyecto en contra de la injusticia hacia los trabajadores del café.

cáscara de café
Cereza de café

Para quitar la pulpa de la cereza y llegar al café hay varios procesos, tres principalmente.

Cualquiera de estos tres procesos dejará un residuo: la cáscara de café.

Durante siglos esta cáscara fue desechada. El mayor uso que se le dio fue como fertilizante natural de la tierra en donde se volvía a sembrar café.

Los más audaces la utilizaron, incluso, para hacer café.

Sin embargo, los tiempos del desperdicio ya cambiaron.

En la actualidad utilizar todo lo que nos da la naturaleza es uno de los compromisos que tenemos para generar menos desechos.

Otro ejemplo de usar por completo el café es el uso como composta del residuo de café ya filtrado.

¿Cómo se toma?

La cáscara no tiene el mismo sabor del café, pues más bien es frutal. Algunos dicen que es similar al de la jamaica y frutos rojos. Hay quien menciona que sus sabores complementarios llegan a ser el de vainilla, madera y cacao.

Al ser proveniente del mismo cafeto sus propiedades son similares a las del café, con un porcentaje mínimo de cafeína.

cáscara de café
Cáscara de café seca

Existe una cadena de cafeterías que incluso ya lo tiene como un jarabe para endulzar sus bebidas, pero la manera más común de utilizarlo es en infusión (como si fuera un té).

Pones las cáscaras en agua caliente y las dejas infusionar durante al menos 5 minutos.

El beneficio

Al ser una tendencia en crecimiento a nivel mundial, sus beneficios aún no están completamente estudiados.

Por lo pronto tiene dos. El primero es el aprovechamiento de este producto normalmente tirado a la basura y el segundo es el aprovechamiento económico.

Por ser un tema nuevo, aún no está completamente calculada la cantidad de cáscara de café que se esta comercializando en el mundo, de acuerdo con Bloomberg.

Lo que es un hecho es que los productores podrían verse beneficiados de esto, no solo con el café verde como ingreso económico, sino también los desechos.

En la CDMX no está muy popularizado su uso, pero en cuanto comience a ser más común seguramente les estaremos diciendo a dónde corran a comprarlo.