Te enseñamos a hacer pizza desde cero con esta receta
Animal Gourmet
Menú del díaRecetas

Te enseñamos a hacer pizza desde cero con esta receta

cocinas que son patrimonio intangible

No nos sorprende que ames la pizza. Esta maravilla es una de las industrias alimentarias más rentables de comida rápida y, además, echándole ganitas es una auténtica delicatessen.

Como a nosotros también nos encanta queremos explicarte cómo hacer pizza desde cero con una receta muy sencilla.

La masa

Una buena masa de pizza tradicional es delgada, crujiente y con buen sabor.

El motivo por el cual los pizzeros -o pizzaiolos- la trabajan de manera tan artística es para lograr estas características, estirándola lo más posible para que quede en el punto perfecto.

Los ingredientes principales de esta masa son harina de trigo, levadura, huevo y aceite de oliva. Este último le dará el toque de sabor final a la preparación y sus proporciones harán la diferencia en la receta.

Te puede interesar:

Hacer pizza sin horno ¡es posible! Ármala a tu gusto con estas recetas

La pizza napolitana ya es Patrimonio Intangible de la Humanidad

La salsa

receta hacer pizza desde cero

Hazte un favor y no uses salsa de bote.

Los ingredientes para hacerla muy rica son económicos y fáciles de conseguir. Además, si la haces tú mismo te asegurarás de que la pizza quede en el punto que estás esperando.

La salsa lleva tomates, cebolla, ajo y hierbas aromáticas. Las que más nos gustan son albahaca, orégano y romero. No se te olvide sazonar bien, aunque recuerda que no debes agregar tanta sal pues los ingredientes que coronarán la pizza harán su trabajo.

También se pueden utilizar salsas blancas, generalmente bechamel, una mezcla de mantequilla, harina y leche, y a veces adicionadas con queso. Estas van muy bien cuando pones frutas o quesos potentes encima.

Otra opción nada desagradable, pero tampoco común, es el pesto. Utilízalo con jitomates cherry o jamón serrano. ¡Una delicia!

Las guarniciones

Aquí tienes el lienzo en blanco para echar a volar tu imaginación. Las mezclas pueden ser de todo tipo, aunque hay combinaciones que mezclan mejor que otras.

Ahí te van unos tips.

  • Si vas a utilizar productos muy salados -como el prosciutto– agrega un queso no tan fuerte para no saturar el paladar. También funciona poner algo de contraste; frutas o elementos dulces ¡bienvenidos!
  • El queso por excelencia de la pizza es el mozzarella. La consistencia al gratinarse y el sabor que aporta es el ideal para que todo lo que decidas agregar luzca bien. Si quieres poner quesos más fuertes mézclalos con esta variedad para dar equilibrio.
  • ¡Puedes hacer pizzas dulces! Utiliza cajeta, crema de avellanas o alguna mermelada para armar tu combo completo pizzero. A estos les va bien una fruta ácida o con contenido graso alto para que no te empalagues.
  • Si vas a agregar arúgula, lechuga o alguna hortaliza agrégala cuando la pizza ya esté horneada, así no se marchitarán las hojas.
  • Equilibra quesos fuertes con sabores dulces. Queso brie, pera, nuez y miel es una combinación ganadora.

¡Hagamos pizza!

Pizza Napolitana

Ingredientes

Para la masa (1 pizza)

  • 250 gramos de harina
  • 120 mililitros de agua
  • 30 mililitros de aceite de oliva
  • 2 gramos de levadura en polvo
  • 3 gramos de sal

Para la salsa

  • 4 jitomates
  • ¼ de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de albahaca seca
  • 1 pizca de romero molido
  • 1 pizca de orégano molido
  • c/s de sal

Guarniciones

  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 4 anchoas
  • Hojas de albahaca elefante

Modo de hacerse

  1. Activar la levadura con una cucharada de harina disuelta en ½ taza de agua. Reservar.
  2. En un recipiente, verter la harina y mezclar con la sal.
  3. Agregar poco a poco el agua hasta que se vuelva una masa homogénea.
  4. Incorporar la levadura activada y trabajar por 10 minutos o hasta que quede lisa.
  5. Hacer una bola, cubrir con plástico transparente y dejar reposar por una hora y media.
  6. Una vez doblado su tamaño, trabajar en una superficie enharinada y hacer una bola con textura tersa.
  7. Dejar reposar por media hora.
  8. Hacer la salsa: licuar todos los ingredientes y poner a cocinar a fuego alto hasta que reduzca a la mitad. Debe quedar muy espesa, con una textura aterciopelada.
  9. Extender la masa con un rodillo y colocarla en una charola de forma que quede muy delgada pero sin romperse.
  10. Con una cuchara, verter la salsa sobre la masa y formar una capa delgada. Dejar las orillas sin salsa.
  11. Hasta arriba, poner el queso mozzarella en rodajas y las anchoas.
  12. Hornear durante 15 minutos a 200ºC o hasta que dore en las orillas.
  13. Sacar del horno y decorar con las hojas de albahaca.