La siempre dulce y tradicional receta de calabaza en tacha
Animal Gourmet

Hay postres que simplemente nos regresan al México de antes; esas preparaciones que llenaban nuestro imaginario de niños y que solamente se hacían en ciertas épocas del año. Para continuar con la tradición del día de muertos, hoy queremos que conozcas y cocines la calabaza en tacha.

Cuando hablamos de repostería en México nos tomamos la dulzura muy en serio. Esta preparación en particular consiste en caramelizar con piloncillo nuestro ingrediente de temporada favorito y aromatizarlo con algunas especias.

Es un platillo reconfortante y tradicional ¿pero sabes qué es lo mejor? ¡Es muy fácil de hacer en casa! Guarda un espacio en tu altar de muertos para la calabaza en tacha que tus seres queridos seguro querrán probarla en su visita este dos de noviembre.

Te puede interesar:

Siete elementos gastronómicos para entender el altar de muertos

Seis platillos tradicionales emblemáticos del día de muertos en México

Historia de la calabaza en tacha

calabaza en tacha

Muchos le llaman calabaza en dulce, otros más calabaza confitada. En el centro del país se llama calabaza en tacha y aunque el nombre es bastante creativo, tiene su explicación.

Sucede que, hace tiempo, la caña de azúcar se cristalizaba en unas calderas llamadas tachos, donde el primer producto derivado era la melaza que al endurecerse se volvía piloncillo.

Para aprovechar estos artefactos y también al jarabe de la caña de azúcar que ya estaba cocida, el otoño les gustó para cocinar calabaza de castilla y caramelizarla con los restos de este producto.

Para hacerlo más sabroso todavía, hasta el día de hoy se aromatiza con rajas de canela, anís estrella y alguna que otra especia que le guste al cocinero.

Al igual que la capirotada, los chongos zamoranos y todos esos emblemáticos postres mexicanos, su preparación cada vez es más difícil de encontrar. Para que no te quedes con el antojo, te decimos cómo prepararla.

Es maravillosa para acompañarse con buñuelos de rodilla -esos de feria de pueblo- o bien con una bola de helado de vainilla.

A nosotros nos gustó agregar frutas ácidas para equilibrar los sabores y no saturarnos de tanta dulzura.

Cómo prepararla

Ingredientes 

  • 2 kilos de calabaza de castilla partida en trozos
  • 4 conos de piloncillo (aproximadamente un kilo)
  • 2 naranjas partidas en rodajas
  • 4 guayabas partidas en cuartos
  • 2 rajas de canela
  • 4 clavos de olor
  • 2 anís estrella
  • 1 litro de agua

Preparación

  1. Cortar todas las frutas y reservar.
  2. En una olla grande, colocar el piloncillo con el agua y las especias hasta que esté completamente disuelto.
  3. Agregar la naranja y dejar infusionar durante cinco minutos.
  4. Incorporar la guayaba y las calabazas y dejar cocinar por aproximadamente cuarenta minutos o hasta que al introducir un cuchillo en la calabaza, salga con facilidad.
  5. Dejar enfriar y servir.