drag_handle

Errores que no quieres cometer cuando estás a dieta

Por Mariana García

Cuando entramos en régimen alimenticio es muy importante poner atención a la forma en cómo lo hacemos ya que en algunas ocasiones podemos cometer errores en la dieta que lejos de beneficiar, perjudican.

Nos encanta consentir a nuestro cuerpo, apapacharlo y cuidarlo. No hay mejor manera que hacerlo a través de una alimentación sana que además de nutrirnos nos haga sentir bien.

Comer de manera consciente 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición ENSANUT del 2018, se registró que el 31,9% de los mexicanos mayores de 20 años padecen sobrepeso y 36.1% obesidad, lo que afirma que cada 3 de 4 mexicanos tienen alguno de estos dos problemas alimenticios.

Una de las formas de terminar con este problema es comer de manera consciente. Hay una gran variedad de platillos sanos que incluyen todos los grupos de la pirámide nutricional.

Aquí te dejamos algunas ideas para que la varíes al tóper godín y comas rico. A su vez es importante tomar en cuenta que si decides modificar tu formar de comer hay cosas que debes evitar.

Agregar más aderezo del que deberías.

Ok, ya le entraste a la vida fit, compraste tus verduritas e hiciste de ellas todo un platillo que vale la pena presumir. Ahora sólo falta que le agregues un poco de sabor para no sentir que estás comiendo puro pasto.

Uno de los errores más comunes es bañar nuestra ensalada de aderezo. ¿Adivina qué? Cuando viertes cualquier salsa o condimento cremoso, lo único que estás haciendo es acumular cientos de calorías en exceso.

Opta por aceitito de oliva y vinagre, el aliño tradicional que además es rico y fresco.

Restringir proteínas y ciertos alimentos

Aunque no lo creas, el plato del bien comer tiene su razón de ser. Y es que cuando empezamos a hacer dieta lo primero que hacemos es restringir todo aquél alimento que creemos no entra dentro de nuestro plan alimenticio como los dulces, frutas y proteínas.

Hay que tener cuidado, en algunas ocasiones los especialistas prohíben comer ciertos alimentos; sin embargo, dan una opción alternativa con la cual el cuerpo puede adquirir esos nutrientes faltantes.

Quitar alimentos en tu dieta sólo porque tú crees que es necesario podría ser perjudicial; incluso podrías contener alguna enfermedad como la anemia.

Si no le entras a la carne, no te preocupes, existen proteínas vegetales que te ayudarán.

No usas tazas medidoras para porcionar

Cuando estás siendo atendido por un especialista, él se encarga de darte un plan nutricional que vaya acorde a tu edad, peso y fisionomía. Esto es con la finalidad de que tu control de peso sea mucho mejor.

Hay muchos que incluso te marcan las porciones de alimentos que debes comer al día. Es importante que éstas sean las mismas que él te marca. De nada servirá tener un plan completo si no estás midiendo cada porción como debe ser.

Omitir comidas 

Nos ha pasado a todos, en muchas ocasiones ya sea por el trabajo o porque simplemente se nos hizo tarde no hicimos nuestras comidas a tiempo, incluso hay veces donde de plano las omitimos. Y es uno de los graves errores al estar a dieta.

Ojo, si ya estás llevando bien tu plan alimenticio es importante que por nada del mundo dejes de comer lo que te corresponde. Ya sea alguna de las tres comidas fuertes del día o tus entre comidas.

Lo único que pasará es que tu metabolismo lejos de acelerarse se alentará y esto a la larga será mucho peor.

errores en la dieta

Cenas más de lo que deberías 

Otro de los errores en la dieta es abusar de lo que ingerimos antes de acostarnos. Hay que tener en cuenta que la comida más fuerte del día es el desayuno. En la noche hay que procurar que la cena no sea tan pesada para que la digestión ocurra sin tropiezos al dormir.

Esto, además de evitarnos dolores, reflujo entre otras enfermedades nos hará descansar bien. Podemos agregar a nuestra dieta algún té relajante. Checa estas infusiones que puedes prepara fácil y rápido en casita.

errores en la dieta

Privarse de las golosinas y dulces 

Sentir culpa por comer un dulce es algo que sucede muy seguido. No pasa nada, no está mal comer de vez en cuando algo que se nos antoje.

Lo que podemos hacer es simplemente variar nuestras porciones a la hora de comer, otra alternativa es consumir chocolate sin azúcar.

Por ejemplo: si ya comimos un chocolate en la tarde, en la noche podríamos evitar cenar fruta. Así las porciones y la forma en cómo nos alimentamos será mucho mejor. Recuerda que el secreto está en comer de manera consciente.

chocolate negro anemia